La Garantía Juvenil en Madrid solo da trabajo al 4% de los 5.000 jóvenes que proyectó

Trabajo trabajador construccion
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Los incentivos a la contratación de jóvenes en la región de Madrid han fracasado en 2016: solo 200 jóvenes encontraron trabajo bajo el paraguas del programa de Garantía Juvenil promovido por la Comunidad, que tenía como objetivo emplear a 5.000 menores de 30 años.

Es el dato que adelanta Comisiones Obreras (CCOO). El sindicato pide celebrar de urgencia la comisión de seguimiento con el Gobierno de Cristina Cifuentes y la patronal, para asegurar estos datos y reenfocar un programa que, a la luz de los números, parece más bien un derroche. “O no ha habido la respuesta esperada de los empresarios o no existían los perfiles de jóvenes buscados, pero la estrategia no ha funcionado”, explica a ElBoletin.com secretaria de Política Sindical contra la Precariedad en CCOO, Paula Guisande.

La Estrategia Madrid por el Empleo planificó un presupuesto de 650 millones de euros para dos años de vigencia: “Una cifra que alcanzará, al menos, los 1.300 millones si tras su evaluación y revisión se prorroga dos años más”, se lee en el plan. Solo para 2016 se asignó una financiación superior a los 320 millones, que debían redundar en “más de 220.000 beneficiarios”, entre jóvenes, personas en riesgo de exclusión, desempleados de larga duración o personas con discapacidad.

De la partida global, el Ejecutivo de Cifuentes acordó con los agentes sociales destinar 72 millones de euros exclusivamente a la formación, orientación e incentivos a la contratación de menores de 30 años en 2016. “Poco más de 200 personas jóvenes han sido contratadas gracias a estas ayudas, cuando el objetivo superaba las 5.000”, lamenta el sindicato. La Garantía Juvenil es una iniciativa del Ministerio de Empleo avalada por la UE que pretende facilitar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo.

Fijó incentivos de hasta 6.000 euros a los empresarios que contrataran de manera estable a jóvenes desempleados inscritos como beneficiarios en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil y ayudas similares para la contratación en prácticas de jóvenes. Incentivos que se sumaban a las bonificaciones de hasta el 50% de la cuota empresarial por contingencias comunes contempladas por la Administración General del Estado.

“Los incentivos a la contratación, una medida frente a la que el sindicato se ha mostrado escéptico en todo momento, han resultado un fracaso, con muy pocas solicitudes por parte de las empresas y una mínima ejecución de lo presupuestado (por debajo del 5%)”, resume CCOO.

Ayudas al “retorno” con requisito de empadronamiento en Madrid

Hay más fracasos en las ayudas para que los jóvenes madrileños encuentren trabajo. El “Programa de retorno”, con una partida de tres millones de euros para propiciar la vuelta de “aquellos jóvenes que han abandonado nuestro país en busca de oportunidades laborales y que desean regresar”. Concretamente proyectaba traer de vuelta a 80 menores de 30. Según el sindicato, el Gobierno regional ha ejecutado un gasto siete veces mayor al presupuestado: 21 millones de euros en un año para “medidas que no se corresponden con el objetivo de retorno”, según CCOO.

Guisande explica a este medio que entre las incongruencias encontradas en los planes de Empleo públicos figura el requisito de “estar empadronado en Madrid” para poder acceder al programa de retorno; un plan destinado, como su propio nombre indica, a jóvenes que están fuera de España.

Por otra parte, denuncia que el desarrollo de algunas de las medidas no coincide con lo acordado en la Estrategia. Es el caso de la Formación Profesional Dual: “La intención de la Estrategia no era extender el modelo de FP Dual vigente en la Comunidad de Madrid, al que el sindicato se opone frontalmente, sino potenciar la utilización del contrato de formación y aprendizaje para garantizar los derechos de los estudiantes durante su estancia en la empresa”, denuncia CCOO.