La Fiscalía investiga a Le Pen por malversación de fondos tras recibir información de Bruselas

Marine Le Pen

Marine Le Pen

La Fiscalía de París ha abierto una investigación por malversación de fondos contra la candidata presidencial Marine Le Pen una semana antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas en las que se disputa el cargo con el actual presidente, Emmanuel Macron.

La Fiscalía ha recibido un informe de la Oficina Antifraude de la UE (OLAF) con fecha del 11 de marzo con acusaciones contra Le Pen que están siendo ahora examinadas, ha informado la Fiscalía parisina a la agencia de noticias DPA.

Parte del informe ha sido publicado este sábado por el portal de investigación Mediapart y en él se acusa a la líder ultraderechista de malversar casi 137.000 euros de fondos de la UE cuando era eurodiputada, entre 2004 y 2017.

Un abogado de Le Pen, Rodolphe Bosselut, ha negado la acusación en declaraciones a Mediapart, y ha advertido que se reservan el derecho a emprender acciones legales contra los antiguos ayudantes o prestadores de servicios que pudieran haber malversado fondos sin el conocimiento de Le Pen.

Bosselut ha subrayado además que la OLAF no es una agencia independiente y ha criticado que se haya filtrado esta información apenas una semana antes de la votación del 24 de abril.

El informe señala a otros tres antiguos eurodiputados del partido Agrupación Nacional de Le Pen, antiguo Frente Nacional: el padre de Le Pen, Jean-Marie Le Pen; la expareja de Le Pen, Louis Aliot, y el exvicepresidente del partido, Bruno Gollnisch. En total habrían malversado 486.000 euros que se abonaron a proveedores cercanos al partido ultraderechista.

Aliot, actual alcalde de la ciudad de Perpiñán, también ha negado este domingo las acusaciones en declaraciones a la televisión FranceInfo.

No es la primera vez que se denuncia una posible malversación de fondos. En anteriores ocasiones se ha señalado a los ayudantes de eurodiputados de Agrupación Nacional que cobraban del Parlamento Europeo cuando en realidad realizaban funciones para el propio partido de Le Pen.