La España Vaciada se lanza al 13F: estas son las provincias en las que presenta candidatura

Urnas electorales

Urna electoral.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La España Vaciada se presenta a las elecciones del próximo 13 de febrero en más de la mitad de las provincias de Castilla y León. En concreto, tendrá papeleta en cinco de las nueve provincias de la comunidad. Además de la candidatura de Soria ¡Ya! y las ya conocidas en las provincias de Salamanca, Palencia, Burgos, han anunciado que tendrán una en Valladolid.

Así lo destaca en una nota en la que recuerda que la plataforma de la España Vaciada ya aprobó en una asamblea general dar su salto ante la convocatoria de elecciones anticipadas para el 13 de febrero. Una decisión, la tomada por el presidente autonómico Alfonso Fernández Mañueco, que se produjo en plenas fiestas navideñas y en una nueva ola de la pandemia. Algo que para para sus representantes muestra “una intención de frenar el movimiento de la España Vaciada, de boicotear su tendencia emergente a nivel nacional reduciendo el tiempo para organizarnos”.

Entre los motivos que apuntan desde la España Vaciada como determinantes para dar este paso, está la de acometer la problemática de la despoblación, “debiendo ser el asunto relevante en el marco del debate propuesto para esta legislatura”. Junto a esto, la necesidad acuciante de revertir la falta de servicios y oportunidades en el medio rural. Para ello plantean un “Modelo de Desarrollo” sostenible territorialmente con las 101 medidas que presentaron las plataformas en el Congreso en el mes de mayo.

Sin embargo, critican que desde diferentes fuerzas políticas “se pretenda derivar el debate hacia otros asuntos sin profundidad y ataques absurdos e infundados”, en referencia a “los ataques de cantonalismo o marca blanca socialista surgidos desde el PP, junto con la utilización política del tema del consumo y producción de la carne”.

Para la plataforma este salto a la política no sólo supone una oportunidad, sino también “una necesidad y una exigencia de responsabilidad, para con todos los colectivos que representamos los intereses de la España Vaciada Castilla y León”.