La empresa del ‘nuevo Eurovegas’ vuela a Madrid para seducir al Gobierno de Cifuentes

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ‘no’ de la Comunidad de Madrid al ‘nuevo Eurovegas’ no representa un punto y final del macroproyecto que el grupo norteamericano Cordish quiere erigir en la localidad de Torres de la Alameda. De hecho, la compañía estadounidense está viajando a Madrid para reunirse con el Gobierno de Cristina Cifuentes tras la negativa.

“Siempre estamos a cualquier proyecto de inversión, pero tiene que hacerse conforme a un principio que es el del interés general”. De esta manera, el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha buscado dejar claro cuáles serán las líneas de negociación con Cordish. Y es que, a pesar de que aún no hay fecha decidida, la intención del grupo empresarial pasa por celebrar una reunión con el Ejecutivo regional.

Garrido ha recordado, como ha recogido Europa Press, que basan su negativa en que el promotor no garantizaba la construcción del complejo en su conjunto, sino que “se preveía solamente el inicio con la almendra central, con una inversión cercana a 500 millones de euros”. Una cuestión que multiplicaban los problemas al estimar que las inversiones públicas que se precisaban “costaban del entorno de los 340 millones de euros”, lo que “no parecía ser muy equivalente a la inversión por parte de la empresa”.

Respecto a las palabras de la empresa que ayer en un comunicado hacía mención a una “confusión idiomática o cultural”, el consejero de Cifuentes ha asegurado que está “convencido” de que los técnicos de la Comunidad de Madrid no han tenido “ninguna confusión idiomática o cultural, sino que han atendido al principio de interés general por encima de todo”. Y más al ver que “no se garantizaba ni la construcción completa de este complejo”.