La deuda mundial cae por primera vez en dos años y medio pero supera el 350% del PIB

Bola del mundo hundiéndose

Crisis económica mundial

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Por primera vez en dos años y medio, la deuda mundial se redujo en el primer trimestre del año. Así lo constata un informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés), que destaca no obstante que la reducción se produjo en exclusiva en los mercados maduros, mientras que en los emergentes siguió creciendo.

El saldo de deuda mundial se situó en 289 billones de dólares al cierre del primer trimestre, un descenso de 1,7 billones en los últimos tres meses. Sin embargo, si se compara con el cierre de 2019, antes de que estallase la pandemia, la adeuda se ha incrementado en unos 30 billones o un 12%, debido al gasto de los gobiernos de todo el mundo para financiar las medidas para paliar el impacto de la pandemia.

El informe del lobby financiero muestra que el descenso de la deuda fue impulsado en su totalidad por los mercados maduros, donde la deuda total se redujo en 2,3 billones de dólares hasta situarse por debajo de los 203 billones. Por el contrario, la deuda de los mercados emergentes aumentó ligeramente en 600.000 millones de dólares en el primer trimestre, hasta alcanzar un récord de más de 86.000 billones.

“Si bien las vulnerabilidades de la deuda soberana a corto plazo en las principales economías de mercado emergentes han vuelto a los niveles anteriores a la pandemia, los ingresos públicos siguen bajo presión debido a los continuos bloqueos”, avisa el IIF. “Con la vacunación todavía relativamente lenta en muchos mercados emergentes, los soberanos con altas necesidades de endeudamiento corren el riesgo de tener gastos de intereses persistentemente altos en relación con los ingresos y el PIB”.

La ratio sobre el PIB sigue al alza

A pesar del retroceso del montante total de deuda, si se compara con el PIB la deuda mundial supone un 360%, frente al 355% del 2020. “Con la emisión de bonos a nivel mundial de nuevo por debajo de los niveles anteriores a la crisis de 19 años, los ratios de deuda deberían disminuir ligeramente este año dada la recuperación prevista de la actividad económica mundial”, cree el lobby financiero.

Grecia, Singapur y España registraron los mayores aumentos de la relación entre la deuda y el PIB desde el inicio de la pandemia, aunque el ritmo se redujo en el primer trimestre de 2021, según el informe. Dinamarca, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Lituania y EEUU fueron los únicos mercados maduros que registraron un descenso de los ratios de deuda en el primer trimestre, añadió el IIF.

La deuda por sectores

El informe del IIF pone de relieve además que el sector financiero representó casi la mitad del descenso de los niveles de deuda en los mercados maduros en el primer trimestre, aunque la deuda de los hogares y de las empresas no financieras también disminuyó ligeramente. Por el contrario, la deuda pública de los mercados maduros siguió aumentando, pero a su ritmo más lento desde el cuarto trimestre de 2018.

Mientras tanto, el aumento de la deuda en los mercados emergentes fue impulsado por el sector privado. Con la deuda gubernamental d estable, los sectores corporativo y financiero han sido los principales impulsores de la acumulación de deuda, concluye el IIF.