La deuda europea para financiar la recuperación amenaza con desplazar a las empresas más solventes

Billetes euro

Billetes y monedas de euro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La semana pasada la Unión Europea inauguró oficialmente su oferta de deuda para financiar el ambicioso plan Next Generation EU, mediante el cual pretende regar la recuperación económica con 750.000 millones de euros en ayudas directas y préstamos. El bloque comunitario se afianza como un actor importante del mercado, pero al mismo tiempo, según apuntan los expertos, amenaza con “desplazar” a la deuda de las empresas con grado de inversión.

La Unión Europea colocó la semana pasada 20.000 millones de euros en deuda  en la que fue “la mayor oferta pública sindicada de un solo tramo hasta la fecha”, según un informe de BofA Global Research. La demanda “fue considerable”, con una cifra de 140.000 millones de euros.

Desde septiembre del año pasado, la deuda pendiente de la UE ha pasado de 41.000 millones de euros a 133.000 millones de euros (índice ICE) a medida que se han ido financiando diversos programas de apoyo de la UE, como SURE. Y a medida que avance la financiación de la UE en los próximos años, es probable que la deuda de la UE se acerque a la marca de un billón de euros, consideran los expertos del banco de inversión estadounidense.

“Esto convertirá a la deuda de la UE en una clase de activos importante por derecho propio (y hay que tener en cuenta que actualmente hay 1,2 billones de euros de deuda pública alemana en circulación, según los índices del ICE)”, señala BofA Global Research. “La necesidad de bonos de alta calidad nunca ha sido mayor en el mercado actual, ya que la deuda pública actúa como una cobertura de riesgo menos eficaz, en relación con años anteriores, y la proporción de bonos con calificación AAA en el mercado global de renta fija se ha estancado últimamente”.

“Dos son multitud”

Los expertos del banco estadounidense  avisan no obstante que, como reza el dicho, “dos son multitud”. A su juicio, “la deuda de la UE tiene el potencial de ‘desplazar’ a algunas partes de alta calificación del mercado de bonos corporativos en euros”.

El gráfico de arriba muestra los rendimientos de la UE frente a los de los bonos corporativos de grado de inversión en euros con calificación AAA+AA, A y BBB. “Aunque estos datos muestran los rendimientos medios globales (por lo que no tienen en cuenta las diferencias de duración), se puede ver que los rendimientos de la UE ya parecen más interesantes que los de los bonos corporativos AAA/AA en euros”, apunta BofA Global Research.

Al mismo tiempo, un 45% de los bonos corporativos IG en euros con calificación A rinden hoy menos de 10 puntos básicos.