La confluencia de partidos y otros sectores

Acuerdo

Acuerdo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A esa confluencia la hemos llamado “bloque”: el bloque histórico o social

No es una denominación original. Pero, no expresamos lo mismo del concepto conocido. Referimos los iniciadores, protagonistas –y administradores del know-how- principales del cambio societal. No son solo políticos.

En nuestra aproximación transitológica ese conjunto es crucial

Forma parte de la esfera social: es la vanguardia político-social nacional, con pleno conocimiento de su realidad, apoyada, en la medida de lo conveniente, en diversos sectores diferenciados, favorables a una solución de largo plazo.

No es, como tanto se insta, asunto de uno/dos años. Es largo plazo

O sea, no es una coyuntura. No es limpiar la casa y que sigan las fiestas. Es asumir un momento de posibilidad de cambio profundo y actuar en consecuencia. Hemos insistido mucho en eso, por más de diez años.

Nuestro libro previo –pionero de la Transitología en Venezuela- lo refiere

El “bloque”, inicial asume y promueve: 1) una “Visión de País”, instrumentable; 2) un “Acuerdo de Gobernabilidad”, no letra muerta, sino a honrar, so pena de cláusulas penales y 3) una estrategia, a concretar en planes y prácticas.

Lo cardinal en el inicio es un plan mucho más estructurado que un ideario

Se necesita el ideario; pero, no basta. El plan, con impacto instrumental efectivo, debe ir a la superación de las ideas y prácticas mediatizadoras que explican mediocres actuaciones sociales y políticas previas.

El caso venezolano sirve para lo que planteamos

En Venezuela, evidente por los resultados históricos obtenidos, de 1.935 a 1.998, aunque no se le reconozca así, muestra un largo ciclo, mayormente retrógrado, más con ensayo y error que con un plan estratégico como el que proponemos.

Desde el “bloque” debe manejarse el Sistema de Análisis y Acción propuesto

A considerar, como insumos, las posibilidades/limitaciones en la dotación de recursos, la historia –con énfasis en lo político- y las condiciones/relaciones con el mundo exterior y, como acciones, la cultura, las instituciones, la política y la economía.

Lo anterior permite el “Manual de Operaciones Políticas”

Lo anterior, dicho de modo sintético, debería servir de guía para las tareas de diagnóstico, planificación y operacionalización de detalle, en los términos definidos en nuestro libro en curso.