La CEOE cierra filas con las gasolineras y pide acelerar los anticipos por la rebaja del carburante

Gasolinera gasolina

Imagen de un surtidor de gasolina.

La CEOE cierra filas con las gasolineras ante la rebaja de 20 céntimos por litro de combustible aprobada por el Gobierno, que entra este viernes en vigor. La patronal ha anunciado su adhesión al comunicado de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicios (CEEES), en el que “alerta sobre la dramática situación a la que la Administración aboca a miles de estas empresas, en su mayoría medianas y pequeñas”.

¿El motivo? Cargar sobre ellas el adelanto de la mencionada bonificación “sin haberles anticipado previamente este descuento y sin comunicar de qué manera se les prevé compensar por parte de la Agencia Tributaria”. Así lo denuncia la CEOE en una nota en la que afirma que “mientras la medida se hace efectiva a pie de surtidor desde este mismo viernes, en tanto se desconoce el detalle de cómo se realizará este procedimiento de abono posterior, el sector advierte de la asfixia financiera que ello supone en estos momentos para muchas empresas”.

La patronal empresarial incide en que “la inseguridad jurídica es el peor enemigo de la actividad económica en tiempos de crisis” y advierte de que “no se descartan en estos momentos situaciones de cierre y quiebra en el sector”.

“Si bien el contexto actual hace necesaria la adopción de medidas urgentes, como hemos venido reclamando, queremos ahondar en la necesidad de que estas se adopten con un marco de aplicación rápido, claro y predecible”, sostiene.

Según señala, “si los descuentos que desde hoy deben aplicar las estaciones de servicio no cumplen estos principios y se producen cierres, serán los mismos ciudadanos y empresas consumidoras, a las que se pretende favorecer con el descuento en el gasóleo, quienes se vean en último término perjudicadas por incidencias en el suministro”.

Asimismo, desde la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae), las conocidas como ‘low cost’, se ha pedido al Gobierno que “considere seriamente” la retirada del decreto ley que contempla esta rebaja. En su opinión, “tendrá consecuencias nefastas para el sector”, ya que “asfixiará” a los pequeños y medianos empresarios, que “no podrán hacer frente” al adelanto del importe para acometer el descuento.

“Este decreto pone en peligro el negocio del que viven miles de familias”, avisa.