Currently set to Index
Currently set to Follow

La banca europea inunda de millones a sus accionistas tras el fin del veto a los dividendos

Banco Central Europeo BCE

Sede del Banco Central Europeo (BCE)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hace poco más de un mes desde que el Banco Central Europeo (BCE) levantó el veto que pesaba sobre los dividendos de la banca, pero las grandes entidades de la eurozona no han perdido el tiempo para empezar a recompensar a los accionistas tras un año y medio de sequía.

La crisis del Covid-19 no ha supuesto un daño excesivo en el balance de los bancos debido a las medidas de apoyo, desde moratorias y avales a esquemas de protección de empleo (ERTE en España). Al mismo tiempo, el escenario inflacionista parece anticipar una subida de tipos más temprana de lo que se estimaba inicialmente. Una situación en la que los grandes bancos de la eurozona se han apresurado a recompensar a sus accionistas.

En total, los mayores bancos de la zona del euro han puesto sobre la mesa casi 23.400 millones de euros en devolución a los accionistas, ya sea mediante el pago de dividendos o mediante la recompra de acciones, de acuerdo con los cálculos de Bloomberg. Y algunos de los pagadores más generosos se encuentran en España.

El pasado viernes, BBVA anunció que había obtenido la aprobación regulatoria para recomprar 3.500 millones de euros en acciones. Se trata de la mayor operación de este tipo realizada por un banco europeo, y ayudó a los títulos del banco a dispararse un 7,5%.

El otro gigante español, Banco Santander, paga hoy mismo a sus accionistas un dividendo de 0,0485 euros por acción, y desde el pasado mes de octubre tiene en marcha un programa de recompra de acciones de 841 millones de euros. En total, la entidad tiene previsto desembolsar unos 1.700 millones de euros, equivalente al 40% del beneficio ordinario del primer semestre de 2021.

Pero no es solo en España. También el pasado viernes el francés BNP Paribas anunció que empezará a recomprar acciones el próximo mes, en una operación que ascenderá a unos 900 millones de euros. Los holandeses ING y ABN y los italianos Intesa Sanpaolo y Unicredit también han anunciado ya retribuciones significativas a sus accionistas.

El fin del veto cumple un mes

El pasado 30 de septiembre se levantó definitivamente el veto del BCE a los dividendos y las recompras de acciones. En marzo de 2020, había pedido a los bancos que no retribuyeran a los accionistas con el objetivo de aumentar su capacidad para absorber pérdidas y respaldar los préstamos a hogares, pymes y empresas durante la pandemia del coronavirus. Una recomendación similar se repitió en julio, mientras que en diciembre se recomendó una limitación de los desembolsos.

A pesar del levantamiento, la institución ha recordado a los bancos que “deben ser prudentes al decidir sobre dividendos y recompras de acciones, considerando cuidadosamente la sostenibilidad de su modelo de negocio”. “Tampoco deben subestimar el riesgo de que pérdidas adicionales puedan tener un impacto a medida que expiren las medidas de apoyo”.