La banca europea cierra uno de los mejores trimestres la última década por la subida de tipos

Tipos de interés

Los bancos de Europa cerraron en junio uno de los mejores trimestres de la última década. La subida de tipos de interés y la volatilidad de los mercados reforzaron la concesión de créditos y el trading sin que aumentara la morosidad.

En un periodo marcado por la elevada inflación y las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania, 15 de las 20 principales entidades del continente batieron las expectativas del mercado. Además, los 10 mayores bancos cotizados de la UE obtuvieron un beneficio conjunto de 13.900 millones de euros, la tercera cifra más alta en la última década, según los datos recopilados por la agencia Bloomberg.

El sector se ha visto beneficiado por la anticipación del mercado a la primera subida de tipos del BCE desde 2011, que ha elevado los márgenes de los préstamos. Pero la fortuna podría no durar mucho, a medida que la escalada de precios erosiona los beneficios de las empresas, la subida de tipos dificulta el pago de las deudas y la disminución del gas ruso amenaza la economía.

En el caso de los bancos de inversión, al igual que sus homólogos estadounidenses, se beneficiaron de la negociación de tasas de interés y divisas. El negocio de traiding compensó la debilidad en los segmentos de asesoramiento de operaciones u obtención de capital, dado el escenario actual de incertidumbre económica. También cayó el valor de los préstamos para adquisiciones.

SUBIDA DE LAS HIPOTECAS

En el caso de la banca comercial, varias entidades empezaron a cobrar más intereses por sus préstamos (hipotecas a interés variable, por ejemplo) en el segundo trimestre en previsión de la subida del precio del dinero. La primera subida del banco central en 11 años fue mayor de lo que muchos economistas esperaban y pone fin a ocho años de tipos de interés negativos que mermaron la rentabilidad de los bancos.

Pero el sector tampoco es inmune a la inflación y a las mayores exigencias salariales. Deustche Bank, por ejemplo, aumentó los gastos de compensación entre abril y junio y eliminó su objetivo clave de eficiencia para este año. También el Santander ha visto un aumento de sus costes globales, en parte debido a los mayores salarios de los empleados de Brasil.

Mientras, las provisiones para préstamos dudosos se redujeron. La banca argumenta que ya ha constituido reservas para las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania a principios de año, añade Bloomberg. Sin embargo, el golpe que puede suponer el corte del suministro de gas ruso es una amenaza para los beneficios de la banca. El banco alemán Commerzbank AG advirtió el miércoles que, en ese escenario, el país se enfrentaría a una recesión similar a la contracción observada tras la crisis financiera de 2008.