La banca, con 100.000 millones en el zurrón para pagar a sus accionistas cuando acabe el veto del BCE

Banco Central Europeo BCE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Han sido años duros para los accionistas de la banca europea. Los requisitos regulatorios tras la crisis financiera obligaron a las entidades a guardar más capital y limitar los dividendos y las recompras de acciones; y cuando parecía que se veía la luz al final del túnel, el Banco Central Europeo (BCE) puso un veto a las distribuciones a casusa de la delicada situación económica por la pandemia. Sin embargo, el cambio de paradigma podría estar a la vuelta de la esquina, según consideran los analistas de BoFA Global Research, que estiman que los bancos disponen de hasta 100.000 millones de euros para sus pagos en el medio plazo.

“El mercado es naturalmente escéptico de que las recompras de acciones de los bancos europeos alguna vez sean significativas”, reflexionan los expertos del banco de inversión británico en un informe. “Fueron 14 años largos de ‘inflación’ de capital regulatorio, coronados por las prohibiciones de dividendos de 2020”.

Sin embargo, “creemos que se ha dado la vuelta a la esquina”. “La prohibición de los dividendos hizo que los accionistas apenas se dieran cuenta de los buenos resultados operativos de los bancos en 2020: su propia experiencia fue la de un sector quebrado, una vez más”, se lamentan los analistas. “Los sólidos resultados operativos, crediticios, de liquidez y reputacionales para 2020 han puesto fin al impulso político hacia un mayor capital; Basilea ha declarado el fin de su proyecto de capital; y mostramos en este informe que los bancos ya tienen un excedente de capital de 145.000 millones de euros”.

Los autores del informe apuntan también a un cambio en la visión de los reguladores tras años de aumentar las exigencias. “La fortaleza no es solo un porcentaje de capital para los bancos”, llegan a señalar. “De hecho, con limitadas excepciones, vemos que los coeficientes de capital contribuyen poco a la fortaleza de un banco desde los elevados niveles actuales. Lo que los bancos necesitan es un valor de mercado que les permita la opción de invertir o consolidar; y la confianza para realizar transacciones sabiendo que se puede distribuir el capital liberado”.

De acuerdo con el banco de inversión estadounidense, “los bancos que no pueden competir en tecnología y pagos pierden su relevancia para los clientes; los bancos que no pueden invertir se desvanecen. Sostenemos que un sistema bancario que devuelve capital excedente a los accionistas es más fuerte, y vemos un giro en el reconocimiento de esto por parte del BCE”.

BofA Global Research calcula que los bancos europeos tienen 100.000 millones de euros preparados para retribuir a los accionistas a través de dividendos y recompras de acciones.

“Nuestros cálculos muestran 145.000 millones de euros en CET1 por encima de los requisitos a finales de 2021”. No obstante, más de la mitad de esa cifra, 77.000 millones de euros, “corresponden a bancos con una baja rentabilidad sobre los fondos propios” en los que considera que habrá más incentivo para que las direcciones gasten o inviertan este capital en reducciones de costes o balances. “Pero esto sigue dejando 68.000 millones de euros de superávit distribuible. Si añadimos los 31.000 millones de euros en dividendos que esperamos para este año, rozamos los 100.000 millones de euros en distribuciones potenciales”, concluyen los expertos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA