La Audiencia Nacional rechaza juzgar las cuotas de la CAM desde 2008

Caja Mediterráneo (CAM)
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Audiencia Nacional ha rechazado la solicitud de las acusaciones particulares para que se añadieran las cuotas participativas comercializadas desde 2008 a la causa que juzga a ocho exdirectivos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por varios delitos societarios.

En el auto de procesamiento que recoge la agencia Efe, la juez de Instrucción Carmen Lamela mantenía como parte de esta pieza principal únicamente las cuotas comercializadas entre las 13:03 horas del 1 de marzo de 2011 y el 22 de julio de ese año, fecha en que se hizo público el inicio del proceso de reestructuración de la CAM.

Y ayer, en la primera sesión del juicio, las acusaciones particulares en representación de los afectados solicitaron que se ampliara el perímetro, petición que ha sido desestimada por la sección cuarta de la Sala de lo Penal y que no compartía tampoco el fiscal, Luis Rodríguez Sol.

La Audiencia Nacional juzga desde ayer a ocho exdirectivos de la CAM acusados de varios delitos societarios, entre ellos estafa continuada y falsedad contable en los estados financieros de 2010 y del primer semestre de 2011, así como de cobrar indebidamente 47,3 millones de euros de indemnizaciones.

La CAM sacó al mercado sus polémicas cuotas participativas en 2008. En aquel momento, la malograda entidad alicantina colocó 50 millones de títulos a un precio de 5,84 euros. Lehman Brothers, que quebró sólo dos meses después, fue el banco colocador de la emisión.

Un 65,5% de las cuotas (32,7 millones de títulos) se colocó entre minoritarios. Estos clientes debían realizar una inversión mínima de 3.000 euros. Teniendo en cuenta estas cifras, algo más de 60.000 minoristas, la mayoría clientes de la CAM, se hicieron con estos títulos.