La Audiencia Nacional, más cerca de recuperar las obras de arte de la Púnica

Audiencia Nacional

Audiencia Nacional.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, ha acordado librar una comisión rogatoria internacional a las autoridades judiciales suizas en el marco de la macrocausa Púnica para que se trasladen a España las obras de arte y la colección de estilográficas que uno de los cabecillas de la trama, David Marjaliza, mantiene a día de hoy en un almacén de la ciudad de Ginebra.

En el auto, de 7 de junio de 2021 y al que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 indica además que se debe requerir a Marjaliza que manifieste su conformidad para ese traslado de su colección, y que dé su consentimiento para que los gastos acumulados por el depósito de la misma, el seguro civil y el movimiento de repatriación de las obras a España sea sufragado con los fondos que le han sido embargados en Suiza.

Fuentes de la defensa del investigado indican que ya se ha dado una respuesta afirmativa a esas dos peticiones en la línea de colaboración con la justicia en el procedimiento.

Según adelantaba El País, en la colección -valorada en más de 15 millones de euros- hay 18 obras de arte, cinco fotografías, cuatro esculturas y hasta 185 plumas. Entre los autores que coleccionó Marjaliza están Eduardo Chillida, Miquel Barceló, Antoni Tàpies, Manolo Valdés, Juan Uslé, Torres García o el Equipo Crónica.

En el auto, el magistrado encomienda además a la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA), dependiente del Ministerio de Justicia, que se ocupe de la gestión del transporte, depósito y mantenimiento de las obras embargadas para decomiso en la causa.

García-Castellón explica que la decisión la adopta tras recibir informe del Ministerio Fiscal de abril de 2021 en el que le solicitaban promover el auxilio judicial internacional “para solicitar formalmente la entrega a las autoridades judiciales españolas de todas las obras de arte y la colección de plumas estilográficas Montblanc, incautadas al investigado David Marjaliza”.

Reunión virtual de los fiscales

Esta petición de los fiscales de Púnica llega tras una reunión virtual que mantuvieron en ese mismo mes con la fiscal del Ministerio Público de la Confederación Helvética Sophie Chofflon Pointet, con Valentine von Toggenburg, perteneciente a la Oficina Federal Suiza, y con la agregada de Asuntos Políticos y Jurídicos de la Embajada de Suiza para España y Andorra, Elena Pizá.

El objetivo de esa reunión era que las autoridades judiciales suizas “informasen favorablemente” para la entrega a España de las obras de arte porque la repatriación se demora desde que el instructor acordase en marzo de 2015 el embargo de esos objetos. Según plasma García-Castellón en su auto, en la reunión virtual las representantes suizas trasladaron a la fiscalía española “su voluntad de informar positivamente el traslado de las obras de arte desde el depósito franco, para su entrega a las autoridades españolas”.

Esos objetos embargados fueron indiciariamente conseguidos con la ganancia de los negocios de corrupción realizados por el investigado y fueron depositados bajo sus órdenes en un depósito franco situado en Ginebra (Suiza), perteneciente a la empresa Fine Arta Transports Nature le Coultre, y utilizó una sociedad -Millenia Trading PTE- radicada en Singapur.

Obstáculo de las pantallas

El investigado David Marjaliza se sirvió de la previa firma de un trust y un contrato de fideicomiso, a los efectos de taparse como beneficiario efectivo de las obras y plumas de colección, poniendo al frente de la mercantil a dos personas, una de nacionalidad tailandesa (…) y otra de nacionalidad singapurense”, recuerda el magistrado.

Esa pantalla era la que impedía que las autoridades suizas autorizasen la repatriación de las obras de arte, ya que le ocultaban como propietario real de los objetos depositados en el depósito franco de Ginebra. Pero el juez apunta ahora que de la prueba recabada gracias a la cooperación con Singapur se ha podido conocer que la sociedad Millenia Trading fue creada ‘ad hoc’ por Marjaliza.

Ahora, el juez indica que la razón del auto que emite, no es otra que acordar esa comisión rogatoria para que el Ministerio Público Helvético “pueda materializar y ejecutar la entrega de las obras de arte y la colección de plumas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA