Italia está pagando «por haber mantenido una norma que bloqueó el gasto por el personal sanitario desde 2004»

Giuseppe Conte y Roberto Speranza
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, advirtió que el personal sanitario del país no podrá hacer frente a la pandemia del covid-19, si el número de contagios sigue creciendo, al intervenir este viernes en el Parlamento.

«Si no paramos la curva, el personal sanitario no aguantará la onda de choque», destacó Speranza.

En sus palabras, actualmente Italia está pagando «por haber mantenido durante años una norma que bloqueó el gasto por el personal sanitario al nivel de 2004».

«El problema del personal es el más serio que tenemos que afrontar. Se puede comprar un respirador o una mascarilla, pero un médico, un anestesista o un enfermero no se compra en el mercado», acotó el ministro.

Para Speranza, los últimos datos sobre la propagación de la pandemia en el país «nos dicen que hemos tenido razón al acelerar» la introducción de nuevas medidas restrictivas.

A partir de este sábado, en Italia se impondrá el toque de queda entre las 22:00 y las 5:00 horas y el país será dividido en tres zonas, según el índice de contagio.

En la zona roja volverá el confinamiento similar al de esta primavera, en la zona naranja cerrarán los bares y restaurantes y la capacidad del transporte público se verá reducida al 50 por ciento, mientras en la zona amarilla se mantendrán las restricciones ya en vigor.