¿La mayor multa de la historia? JP Morgan pagará solo un 2,5% de lo que ingresó con la venta de productos tóxicos

Sede de JP Morgan Chase
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La histórica multa de 13.000 millones de dólares impuesta al banco no sorprende a la industria financiera. Hasta el momento, JP Morgan sólo ha pagado el 2,5% de lo ingresado. JP Morgan Chase se ha convertido en uno de los bancos más demonizados de Wall Street. Y no sin razón, ya que su actuación durante la burbuja inmobiliaria que estalló en 2007 le acaba de costar una multa 13.000 millones de dólares. Esta cifra histórica, sin embargo, no parece sorprender a los expertos del sector financiero, que dicen que al banco le ha compensado.

Así opina Jeffrey Lewis, un gestor de cartera del fondo de inversión TIG Securitized Asset Fund, según el periódico The New York Times: “Sí, son grandes cifras para un titular de prensa, pero muy relativas en relación a las pérdidas” que tuvo con esas operaciones. “Podían haber sido mayores”, añadía esta persona.

El diario neoyorquino explica que una de las maneras de comprobar si la multa es proporcional a las malas prácticas del banco consiste en sacar el porcentaje de lo pagado en relación a lo vendido. Según la publicación Inside Mortgage Finance, las filiales de JP Morgan –Washington Mutual y Bear Stearns- colocaron, entre 2004 y 2007, un billón de dólares en hipotecas. Hasta el momento, el banco sólo ha pagado un total de 25.000 millones de dólares. Es decir, un 2,5% de lo ingresado.

Además, desde las oficinas de la institución financiera han proclamado que 7.000 millones de los 13.000 millones de dólares que incluye la multa son fiscalmente deducibles, según diversos medios especializados. En la bitácora Business Insider vaticinan que, de ser cierto, el Washington van a rodar cabezas.

Las acusaciones contra JP Morgan no difieren demasiado de aquellas que se han lanzado, previamente, contra otras grandes marcas de Wall Street. Básicamente, al banco se le achaca haber colocado productos tóxicos camuflados en paquetes que garantizaban una cierta solvencia. Es decir; se acusa a la entidad de no haber suministrado la pertinente información a sus compradores sobre el tipo de producto que iban a adquirir.

En cualquier caso, el volumen de la penalización según sus cifras nominales es inmenso. Por poner un ejemplo, es más del doble de lo que pagó la petrolera británica BP al Estado por la gigantesca marea negra provocada por el hundimiento de su plataforma ‘Deepwater Horizon’ en 2010.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish