Las grandes fortunas griegas han sacado del país el equivalente a un 61,24% de la deuda nacional

Las grandes fortunas de Grecia han sacado desde el comienzo de la crisis alrededor de 200.000 millones de euros del país, lo que equivale a un 61,24% de la deuda que tiene a día de hoy emitida el Tesoro heleno. El destino más habitual de este dinero ha sido Suiza.

Estas cifras, publicadas por el diario alemán Bild, que a su vez cita a fuentes de la consultora Roland Berger, se han conocido el mismo día en el que Grecia afrontaba una nueva huelga general convocada por los dos mayores sindicatos del país para protestar por las nuevas medidas de austeridad que el Parlamento griego votará mañana.

«Solamente en los últimos meses se han transferido al extranjero más de 10.000 millones de euros», declaró Markus Kroll, de Roland Berger, al rotativo germano. Según explica el periódico, esta fuga de capitales se estaría llevando a cabo principalmente mediante simples transferencias de efectivo desde cuentas domiciliadas en Chipre hacia Suiza, así como a través de las cuentas de las filiales extranjeras de las compañías industriales griegas.

El propio Gobierno griego ha señalado recientemente a 15.000 personas físicas y jurídicas como responsables de evadir impuestos por un importe total de 37.000 millones de euros, y ha anunciado su intención de hacer públicas sus identidades. «De estos 37.000 millones de euros, un total de 32.000 millones corresponderían a las empresas y los otros 5.000 millones a particulares», precisó el ministro griego de Economía, Evangelos Venizelos en una intervención parlamentaria reciente.

El Tesoro de Grecia ha emitido un volumen de deuda equivalente al 142% del PIB (de 230.000 millones de euros, según los datos estimados en 2010 recopilados por la CIA). Esto supone que los compromisos financieros del país ascienden, a día de hoy, hasta los 326.000 millones de euros.

El país mediterráneo es, dentro de la zona del euro, el que más deuda emitida tiene, seguido de Italia (cuyo volumen ronda el 120% del PIB). Hace cinco años, en 2006, los bonos helenos colocados en el mercado no superaban el 110% del PIB.