Bank of America no informa a dos directivos de una decisión de la Fed

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bank of America vuelve a la actualidad de Wall Street por un escándalo interno al no ser informados dos de sus directivos de una decisión que tomó la Reserva Federal de EEUU (Fed) sobre el gobierno corportivo de la entidad.

Chuck Noski y Neil Cotty son, los dos altos cargos de la institución financiera, están molestos con el resto de sus compañeros de dirección y tienen sus motivos: nadie les avisó de que la Fed había rechazado un aumento de las retribuciones a sus accionistas en la segunda mitad de 2011. Se enteraron junto al resto de inversores.

Ahora Bank of America ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido, que también afectó a Kevin Stitt, otro directivo, que se enteró de la decisión poco antes de la publicación de la nota de la Fed.

Aunque, al parecer, el consejero delegado Brian Moynihan aplicó el procedimiento, la falta de comunicación en la junta directiva parece evidente y el liderazgo de Moynihan se ha puesto en cuestión en los círculos financieros a raíz de este incidente. Aunque su colaboración con los reguladores estadounidenses, sea, por otro lado, muy cercana.

Desde la entidad financiera han dicho que el malentendido no fue intencionado. También han añadido que gente del equipo de Noski y Cotty participaron en las discusiones y elaboración del informe que se remitiría a la Fed a modo de respuesta, por lo se da por hecho que ya tenían conocimiento de la situación.

Otro miembro de la junta directiva, Chad Holliday, ha intentado despejar las dudas en torno a Moynihan diciendo que su trabajo como consejero delegado de Bank of America es el esperado. «Ha hecho exactamente lo que esperábamos de él», ha comentado este directivo.

Cuando Moynihan fue elegido para el cargo a comienzos del 2010, acordó con los reguladores estadounidenses buscar el consenso de sus compañeros. Sin embargo, no lo ha conseguido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA