Varoufakis bautiza su corriente política: ‘Diem 25’

Yannis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia

El exministro de Tsipras presentará su proyecto paneuropeo el 9 de febrero en el corazón de Berlín, en el teatro Volksbühne (“Escenario del pueblo”, en su traducción al castellano) situado en la plaza de Rosa Luxemburgo. Yannis Varoufakis continúa preparando su vuelta a la escena política. Tras anunciar que en febrero dará nacimiento a un nuevo movimiento paneuropeo, ya ha transcendido el nombre de la nueva corriente que liderará el exministro de Finanzas griego que retó a la Troika: ‘Diem 25’, siglas de ‘Democracia en el Movimiento Europeo 2025’.

‘Diem 25’ echará andar el próximo 9 de febrero en Berlín. Una presentación en un lugar emblemático de la capital alemana y con un claro mensaje simbólico: el acto se celebrará en el Volksbühne, un popular teatro que su traducción al castellano significa “Escenario del pueblo”. No se quedan ahí los simbolismos sino que el edificio hoy es conocido como el Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz por su situación en la plaza que homenajea a la histórica marxista.

Un proyecto del que Varoufakis espera cambiar la dirección actual de la política. De hecho, su nacimiento ya es inusual ya que la creación de este movimiento paneuropeo busca el ir desde el centro europeo hasta trascender a un nivel nacional. “Echar raíces en todas las ciudades, en todos los Estados miembros de la Unión Europea” es el objetivo marcado por el economista, según afirmó a eldiario.es en una reciente entrevista.

“Hay que rescatar Europa de las garras de los equivocados. La política orquestada por Alemania tiene acabar. Hemos de poner cotos a la exportación nacionalista de la grandes potencias”, unas palabras del propio Varoufakis al diario alemán Nueva Alemania que se compenetran con esa presentación en el país germano.

No estará solo ya que, según se pudo conocer este fin de semana por él mismo, para su lanzamiento ha establecido ya contacto con varios líderes políticos que considera como de cambio en este discurso dictado desde Alemania, entre los que destaca la aportación de Ada Colau, cuyo encumbramiento dice aportarle motivos para la esperanza en su lucha por un nuevo modelo de gestión de lo público.