Interior aísla todas las cárceles prohibiendo permisos y comunicaciones, aunque potenciará las telefónicas

Fernando Grande-Marlaska
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este domingo que ha dictado una orden en el marco del estado de alarma por el coronavirus para que Instituciones Penitenciarias aísle todas las cárceles españolas prohibiendo los permisos de salida y también las comunicaciones, aunque en compensación se potenciarán las telefónicas.

Así lo ha explicado Grande-Marlaska en una comparecencia con los otros ministros al frente de la crisis sanitaria por el coronavirus al término del primer día con la declaración de estado de alarma por el que, «sin incidencias reseñables», se ha limitado los movimientos de los ciudadanos, asumiendo además la coordinación de las administraciones autonómicas y locales.

En el marco de las prisiones, Interior ya había restringido las comunicaciones en todos los centros para que se realizaran por locutorio, obligando también a controles sanitarios a la vuelta de prisión tras permisos o en aplicación del artículo 100.2, que es el que disfrutan, entre otros, los líderes del 1-O condenados por el Tribunal Supremo.

Desde hoy se han suspendido todo tipo de permisos ordinarios y de salidas, aunque los centros penitenciarios ampliarán el número de llamadas que los internos tienen autorizadas con familiares y abogados.

Grande-Marlaska ha aprovechado su intervención para agradecer la colaboración ciudadana y también de la población reclusa y de los funcionarios de prisiones, que están mostrando «una sensibilidad máxima». El ministro ha dicho que no hay «incidentes reseñables» en las prisiones y que «la prioridad es proteger la salud de los internos y los trabajadores».