Inditex y Solaria, cara y cruz para invertir en un Ibex 35 en máximos de 16 meses

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A pesar de algunos tropiezos, el Ibex 35 sigue con su remontada y cerró ayer lunes al borde de los 9.300 puntos, en sus máximos de 16 meses. Un nivel en el que es buen momento para coger aire y discernir con cuidado las oportunidades que ofrece el parqué español. Victoria Torre, analista de Singular Bank, apunta en declaraciones a EL BOLETÍN que una buena opción puede ser Inditex, que ha permanecido en las últimas semanas anclada en los 100.000 millones de euros de capitalización. Por el contrario, advierte sobre Solaria, a pesar de encontrarse en un sector como el de las renovables en pleno auge.

Inditex es una de las opciones ganadoras para la experta de Singular Bank en el Ibex 35. “La progresiva suavización de las medidas de restricción de la movilidad y la gradual recuperación de actividades de ocio y reuniones favorece la recuperación de la demanda de los productos del sector textil, que se ha reflejado en la mayor compañía cotizada española”, explica Torre.

En concreto, las ventas de la empresa con sede en Arteixo (Galicia) crecieron un 56% interanual en el periodo comprendido entre el 31 de enero al 30 de abril de este año (su primer trimestre fiscal). En este sentido, el 84% de sus tiendas se mantuvieron abiertas durante este periodo, al mismo tiempo que un 24% de las horas comerciales no estuvieron disponibles ante las restricciones establecidas para controlas las nuevas olas de la pandemia. No obstante, ante el progreso de los planes de vacunación, prácticamente a día de hoy el 100% (98%) de las tiendas de Inditex están abiertas.

Respecto a los resultados, “las ventas online se mantienen como el principal catalizador del rendimiento de la compañía”, creciendo su facturación en este primer trimestre fiscal un 67% interanual. A su vez, tras perder 409 millones de euros en el mismo periodo de 2020, registró un beneficio neto de 421 millones de euros.

Cautela en Solaria y OHL

En el lado opuesto se encuentra Solaria. “A pesar de que el sector es uno de los protagonistas de los últimos meses, y posiblemente en el futuro se siga viendo beneficiado como megatendencia, las altas valoraciones y algunas incertidumbres han hecho que muchas compañías del sector se tomen un respiro”. Además, la compañía “está teniendo algunas dificultades para cumplir con sus objetivos de MW instalados, y aunque se espera que este año cumpla con los objetivos globales, podrían encontrar más complicaciones en los siguientes”. “Su escenario de evolución es optimista, y el riesgo de no cumplirlo es elevado”, señala la experta de Singular Bank.

En el mercado continuo, otro valor que genera dudas es OHL. Sus últimas cuentas “todavía muestran los efectos negativos de la materia, en términos de contratación y ejecución, aunque evidencia una mejoría. No obstante, no se espera a corto plazo una recuperación que les permita alcanzar los niveles previos a la pandemia.

“El control de costes seguirá siendo clave para la compañía, y aunque ha conseguido recientemente algunos contratos (diversos contratos en Colombia, ampliación metro de Estocolmo…), seguiríamos manteniendo la cautela, esperando ver una mayor consolidación en sus cuentas y la evolución de su generación de caja”.

Hilton, oportunidad fuera de España

Echando la vista fuera de la bolsa española, Torre cree que se abre una oportunidad de inversión en la cadena hotelera estadounidense Hilton. Entre sus puntos fuertes destaca varios factores: en primer lugar, “la suavización de las restricciones a la movilidad, especialmente en EEUU”, que “ha provocado recientemente un sustancial incremento de las reservas hoteleras”. El pasado cinco de junio (Memorial Day) “Hilton registró su mejor sábado histórico con un nivel de ocupación de un 93% en EEUU”.

También cuenta a su favor el tamaño, ya que es “una de las principales cadenas hoteleras a nivel global, lo que le otorga un perfil más defensivo respecto a cadenas locales”. Y por último, el “poder de la marca de la cadena hotelera”, que se traduce en “capacidad de fijación de precios y mayores márgenes en el próximo ciclo económico”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA