Ignacio González pidió a técnicos del Canal que arreglaran una avería en su piscina

Canal de Isabel II
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, requirió de los servicios de técnicos del Canal de Isabel II para que le arreglaran su piscina.

Según consta en el sumario por la Operación Lezo, el ex dirigente del Partido Popular utilizó sus buenas relaciones con quien fuera director general del Canal de Isabel II para que le enviara unos técnicos a su casa y revisara una pérdida de agua en su piscina, según informa El Español.

Indica el digital de Pedrojota Ramíez que “urante la intervención de las comunicaciones a González, la Guardia Civil detectó un mensaje de texto enviado por el expresidente madrileño al director general del Canal de Isabel II, Adrián Martín de las Huertas, el 5 de septiembre del pasado año, en el que le pedía como “favor personal” que enviara a su casa algún trabajador de la empresa pública madrileña por una pérdida de agua en su piscina.

El Español explica que González “vive en un chalet en una lujosa zona de Madrid (Aravaca). Precisamente, se estima que su domicilio le costó 1 millón de euros, un precio por encima de sus posibilidades, tal y como sospechan los investigadores” y añade que “González adquirió esa vivienda en febrero de 2006 por 1.060.600 euros” por “unos 800.000 euros por debajo del precio de mercado, siendo “por aquel entonces, era vicepresidente de la Comunidad de Madrid y portavoz del gobierno regional de Esperanza Aguirre”.

Asegura que “la lujosa mansión, de 465 metros cuadrados, tiene tres plantas, garaje y piscina y está construida sobre una parcela de 530 metros cuadrados, según los datos del catastro” y precisa que “la vivienda figura a nombre de la mujer del político, Lourdes Cavero, pues cuando se destapó que estaba siendo espiado y grabado, decidió donar a su esposa la parte que le correspondía”.

Señalando el citado medio online que “de la investigación se desprende la continuidad de las relaciones del expresidente de la Comunidad de Madrid con altos cargos del Canal de Isabel II una vez abandonado todos sus cargos públicos”. Desde que González llegó al Gobierno regional de la mano de Aguirre, el Canal fue su ‘niña bonita’. Fuentes próximas al expresidente explican cómo ya desde la Vicepresidencia asumió el control de la empresa pública y nunca quiso deshacerse de ese “caramelo”. Como bien cuentan trabajadores que han estado toda su vida al servicio del Canal, esa empresa ha manejado siempre “chorros de oro”.