Iglesias exige la la dimisión de la ministra de Justicia

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos

Más presión para Pedro Sánchez. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha exigido a Dolores Delgado, titular de Justicia, que abandone la política “porque no es aceptable que en este país haya ministros que sean amigos de tipejos” como el excomisario José Manuel Villarejo.

“Alguien que se reúne de manera afable con una persona de las cloacas debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría parlamentaria que permitió la moción de censura”, ha defendido el líder de la formación morada en los pasillos del Congreso.

Iglesias, que ha reconocido que se trata de “una situación incómoda”, ha asegurado que “todo lo que representa el mundo Villarejo es suciedad, es basura y cualquier político que se mezcle con eso debería alejarse de una función pública, que debe ser noble”.

El secretario general de Podemos aún no ha podido trasladar esta postura a Sánchez, ya que se encuentra de viaje fuera de España, pero, tal y como ha remarcado, “ya lo estoy diciendo de manera pública”.

Las palabras de Iglesias aumentan la tensión que existe en las filas del Gobierno ante las nuevas grabaciones publicadas en las últimas horas de una comida entre Delgado y Villarejo. Unas grabaciones que, según ha explicado esta mañana la titular del ministerio, son de hace casi una década y cuyos audios no están completos. “Tenemos trocitos solapados y pegados”, ha criticado tras rechazar que vaya a ‘tirar la toalla’.

Según ha señalado la ministra en un acto organizado por el Club Siglo XXI, “ahora surgen unas grabaciones de una comida en la que participo de hace nueve años de la que no tenemos los audios completos”. En ellos, según publica Moncloa.com, se escucha a Delgado, que era por entonces fiscal de la Audiencia Nacional, referirse a Fernando Grande-Marlaska, actual titular de Interior, como “maricón”. Algo que ha sido desmentido por la responsable de Justicia.

“Los que me conocen saben que no se refieren a él”, ha asegurado la ministra, que ha manifestado que Marlaska es una “persona a la que quiero y este tema me ha dolido mucho”.

Desde el PSOE se ha salido en defensa de la titular de Justicia y la portavoz de los socialistas en el Congreso, Adriana Lastra, ha achacado los audios a un ataque “de la derecha y las cloacas del Estado” por “intentar acabar con la corrupción”.