Ibedrola acusa a Florentino Pérez de “uso abusivo” de su condición de perjudicado en el supuesto espionaje de Villarejo

Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid

Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Iberdrola ha acusado al presidente de ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, de «uso abusivo» de su condición de perjudicado en la pieza separada de la macrocausa ‘Tándem’ –la 17– en la que se enmarca el supuesto encargo que Iberdrola Renovables habría hecho al comisario jubilado José Manuel Villarejo para espiarle.

En un escrito remitido este miércoles al Juzgado Central de Instrucción Número 6, al que ha tenido acceso Europa Press, la compañía sostiene que Pérez hace uso de su posición para «defender a uno de los acusados en la causa». Concretamente, al que fuera director de Control de Funciones Corporativas, José Antonio del Olmo, que comunicó irregularidades a raíz de otro supuesto encargo de Iberdrola a Villarejo.

Iberdrola se querelló contra Del Olmo en 2020 en un juzgado de instrucción de Bilbao, aunque el asunto fue absorbido por la Audiencia Nacional, acusándole de elaborar y difundir un informe falso donde el ex directivo –que defiende la veracidad del contenido del mismo– reflejaría una presunta práctica por la cual el ex director de Seguridad Antonio Asenjo pagaría a un tercero, que podría ser Villarejo, a través de una sociedad intermediaria. Además, apuntaría a la existencia de una denuncia interna que no se habría investigado.

Para Iberdrola, esta estrategia de Pérez «constituye indudablemente un uso abusivo de la posición procesal de acusación». Así, recuerdan que el presidente de ACS únicamente «ostenta la condición de acusación particular al considerarse víctima de un presunto delito de revelación de secretos supuestamente cometido en 2009».

Todo ello, después de que Florentino Pérez abogase por dar carpetazo a los hechos relacionados con el propio Del Olmo, en contra del criterio de la empresa. Para el presidente del Real Madrid, los hechos estaban prescritos porque habrían tenido lugar en 2004 y la querella se formuló en 2020.

Contra las “disquisiciones dogmáticas” de Florentino Pérez

La empresa española insiste en que «no se alcanza a entender en qué podrían verse afectados los intereses» de Pérez «por el hecho de que Del Olmo haya cometido presuntamente varios delitos de falsedad en documento privado, ni cómo podría afectar a su intimidad el hecho de que tales delitos estén o no prescritos».

«Es obvio que los ‘intereses’ que intenta perseguir posicionándose sobre otros delitos son de otra índole muy distinta y nada tienen que ver con la posición de parte perjudicada que se le ha concedido», recoge el escrito de Iberdrola.

Así, y «más allá del interés que plantean las disquisiciones dogmáticas sugeridas» por la defensa de Pérez, «que se agradecen en tanto hacen de este proceso un lugar de discusión más estimulante», Iberdrola considera que «están fuera del ámbito del legítimo ejercicio» de la «acusación particular».

Por todo ello, Iberdrola ha pedido a pedido al juez Manuel García-Castellón que no una a «las actuaciones el escrito de impugnación presentado por la representación» de Florentino Pérez en relación con el recurso de apelación interpuesto contra el archivo de la querella contra Del Olmo por «implicar un ejercicio abusivo de la condición de acusación particular».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA