HSBC triplica el beneficio hasta septiembre tras liberar provisiones

HSBC, Londres

HSBC

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

HSBC, el mayor banco europeo por activos, registró un beneficio neto atribuido de 10.819 millones de dólares (9.288 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2021, lo que representa una mejora del 224,3% respecto del resultado contabilizado por la entidad en el mismo periodo de 2020, según informó la firma financiera, que lanzará «en breve» un plan de recompra de acciones de hasta 2.000 millones de dólares (1.717 millones de euros).

Las cuentas de HSBC entre enero y septiembre se beneficiaron de la mejora de las perspectivas económicas, lo que permitió liberar 1.400 millones de dólares (1.202 millones de euros) en reservas por pérdidas de crédito esperadas, frente al efecto negativo de 7.600 millones de dólares (6.525 millones de euros) contabilizado por esta causa en los nueve primeros meses de 2020.

Asimismo, el beneficio neto de la firma británica en los nueve primeros meses de 2020 se vio lastrado por el impacto de 1.300 millones de dólares (1.116 millones de euros) por la amortización de activos intangibles de software.

La cifra de negocio de HSBC hasta septiembre alcanzó los 37.563 millones de dólares (32.249 millones de euros), un 2,9% por debajo de los ingresos de la entidad un año antes.

A su vez, la ratio de capital de máxima calidad CET1 se situó al finalizar el tercer trimestre en el 15,9%, 30 puntos básicos más que en el segundo trimestre, lo que refleja una reducción en los activos ponderados por riesgo, parcialmente compensada por una disminución en el capital CET1, neto de dividendos previsibles.

Entre julio y septiembre, HSBC obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.543 millones de dólares (3.042 millones de euros), lo que representa un incremento del 160,7% respecto del tercer trimestre de 2020, después de liberar 700 millones de dólares (601 millones de euros), frente a las provisiones por riesgo de crédito de 800 millones de dólares (687 millones de euros) contabilizadas un año antes.

De su lado, la cifra de negocio neta del banco británico en el tercer trimestre de 2021 aumentó un 0,7% interanual, hasta los 12.012 millones de dólares (10.313 millones de euros).

De cara al resto del ejercicio, HSBC destacó que las perspectivas de ingresos se están volviendo más positivas, con un crecimiento de las comisiones en muchos de sus negocios y una estabilización de los ingresos netos por intereses, que espera que comiencen a aumentar en los próximos trimestres a partir del crecimiento de los préstamos y de incrementos antes de lo previsto de los tipos de interés.

Por otro lado, dadas las presiones inflacionarias, la inversión continua y el impacto y momento de las adquisiciones y enajenaciones anunciadas recientemente, la entidad espera contabilizar costes ajustados de unos 32.000 millones de dólares (27.473 millones de euros) en 2021 y 2022, excluyendo el cargo del impuesto bancario estimado en el Reino Unido de 300 millones de dólares (257 millones de euros).

«Con una perspectiva de ingresos mejorada y la perspectiva de un aumento de las tasas de política, mantenemos nuestro compromiso de lograr un RoTE superior o igual al 10% a mediano plazo», indicó la entidad, que tiene la intención de normalizar su posición de capital CET1 en un rango operativo objetivo del 14% al 14,5% para finales de 2022.

«Dada nuestra sólida posición de capital y a pesar de las oportunidades de crecimiento disponibles para nosotros, tenemos la intención de iniciar una recompra de acciones de hasta 2.000 millones de dólares, que esperamos comenzar en breve», anunció.