La CMT estudia regular Skype y Whatsapp

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A pesar de la crisis financiera y a los mensajes que desde diferentes autoridades han urgido a una necesaria reestructuración del sector financiero español, y en particular de las cajas de ahorros, Caja Badajoz y Caja Extremadura no tienen prisa para iniciar un proceso de integración de ambas entidades en su Autonomía.

Los presidentes de ambas cajas, que tendrán que dejar sus puestos a lo largo de este año, han aplazado cualquier negociación para una fusión hasta que se renueven sus órganos de Gobierno.

Jesús Medina, presidente de Caja Extremadura, ya se ha apresurado a asegurar que no le corresponde a él sino a los que serán sus sucesores decidir sobre «cómo, de qué manera y en qué forma se buscan alianzas, o agrupaciones, o fusiones con las extremeñas o con otras distintas» para que las entidades puedan hacer frente a los «problemas» que pudieran plantearse en el futuro.

En similares términos se expresa su homólogo en Caja Badajoz, José Manuel Sánchez Rojas. El presidente de la entidad se ha mostrado «convencido» de que «seguro» los responsables futuros de las cajas (la de Extremadura y la de Badajoz) «sabrán tomar la mejor decisión para que el sector financiero extremeño sea lo más fuerte y competitivo posible».

«La historia se está escribiendo en este momento y es un momento apasionante», según ha señalado. No obstante, ambos son conscientes de que el sector financiero español está sobredimensionado, por lo que el proceso de reestructuración es inevitable.

Tanto Jesús Medina como José Manuel Sánchez Rojas finalizan su mandato a finales de este año. Una de las alternativas para continuar en sus puestos pasaría por un proceso de integración, alternativa que podría producirse por ejemplo en el caso de Braulio Medel y Unicaja, dentro del proyecto de la Junta de Andalucía para las cajas andaluzas.

Sin embargo, no parece que vaya a ser la opción de las cajas extremeñas. En el caso de Sánchez Rojas, PSOE y PP autonómicos ya han pactado el nombre del que será su sustituto al frente de Caja Badajoz, y que será Francisco García Peña. Aún no se sabe quién será el relevo de Jesús Medina en Caja Extremadura.

De momento ninguna de las entidades tiene prisa por iniciar una fusión, ya que su situación no es tan límite como la de otras cajas españolas. Caja Extremadura presenta una tasa de morosidad del 2,83%. Superior es la de Caja Badajoz, que se situaba ya al cierre del 2008 en el 3,75%. Aún no ha presentado nuevas cuentas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA