El caso de los ordenadores de Bárcenas puede recaer en la juez Valcarce, la ‘amiga’ de Granados

Luis Bácenas, extesorero del PP
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Los populares han recusado a la juez Freire y si se admite a trámite la causa podría pasar a la juez que instruye el caso del espionaje en el PP. La  recusación de la jueza Rosa María Freire presentada por el PP en el caso de los ordenadores de Bárcenas puede entregar la causa a  Carmen Valcarce, que es la juez que instruye desde hace seis años la cusa sobre el espionaje político entre políticos del Partido Popular, una causa que ha intentado archivar en tres ocasiones. Además, la juez Valcarce fue recusada por su presunta “amistad” con Francisco Granados, aunque la Audiencia Provincial rechazó la imputación.
 
Es eldiario.es, el medio que da la voz de alarma de lo que puede ocurrir después de que el pasado miércoles la defensa del Partido Popular presentara el escrito de recusación de Freire. 
 
Señala el medio que dirige Ignacio Escolar que “ahora es la propia Freire quien debe admitir a trámite la recusación del PP, previa consulta a las partes”. Aclarando que “de hacerlo, será la Sala de lo Penal quien decida si hay motivos o no para apartarla del caso. Y mientras la Sala resuelve, el recurso contra el procesamiento del PP y, en su caso, sobre cuándo y contra quién abrir juicio oral quedaría en manos de Valcarce”. Precisando que “en el caso de que Rosa María Freire encuentre argumentos para rechazar de plano su propia recusación, el PP podrá recurrir igualmente a la Sala. Pero mientras ésta decide, la magistrada seguirá al frente de la causa del borrado de los ordenadores”.
 
Eldiario.es advierte que Valcarce podría sustituir a Freire mientras todo se resuelve ya que “el sistema implantado desde hace años establece que el titular del Juzgado número 5 sustituye automáticamente al del 32 en caso de recusación”.
 
Y posteriormente recuerda el citado medio online algunos detalles sobre el perfil de Valcarce, recalcando que “ha archivado el caso de los espías de la Comunidad de Madrid tres veces y otras tantas ha debido reabrirlo por orden de la Audiencia Provincial” y también que la “relación de la jueza con el PP volvió a estar de actualidad en el verano de 2015, cuando trascendió parte del sumario de la Operación Púnica. En el mismo se recogen transcripciones de las intervenciones telefónicas a Francisco Granados, previas a su arresto, en el que el mismo presunto cabecilla de la trama explica los parabienes y alabanzas que le dedicó la jueza Carmen Valcarce en los mismos pasillos del juzgado, al que había acudido por el caso de los espías”.