Los bancos españoles destruyeron 5.000 empleos en 2015

Oficina de Empleo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Durante el año pasado la banca despidió un promedio de 422 trabajadores al mes. La banca española ha prescindido de 5.000 trabajadores durante el último año, según informa hoy bez.es basándose en datos de la Asociación Española de Banca (AEB), señalando que  el número de empleados de estas entidades bancarias ha pasado de los 103.593 que había a finales de 2014 hasta los 98.527 del cierre del año pasado. De lo que se desprende un dato relevante durante el pasado ejercicio “se ha producido el despido de un promedio de 422 trabajadores de este sector cada mes”.
 
Según hace notar el citado digital “esta pérdida de puestos de trabajo, que se sitúa en términos porcentuales en un -4,89%, se ha producido en un contexto de destrucción de empleo generalizada dentro del sector bancario, debido a la crudeza de la crisis económica y financiera, y también al creciente proceso de digitalización que están viviendo estas entidades”.
 
Según las estadísticas de la Asociación Española de Banca. Recogidas por bez.es, durante el periodo 2008-2015, la banca española ha destruido un total de 17.380 empleos, Y es que las plantillas de estas entidades bancarias se han visto mermadas desde los 115.907 trabajadores a fecha 31 de diciembre de 2008 hasta los citados 98.527 de finales de 2015. Se trata de una reducción de personal del 14,9%.
 
Estos datos están recogidos en los anuarios que cada año publica AEB, una entidad creada en 1977 que aglutina a la mayoría de los bancos españoles y extranjeros que operan en España. Su información estadística abarca la actividad de los bancos, pero no incluye los datos de otro tipo de entidades como cajas de ahorro y cooperativas de crédito. Es decir, estas cifras de pérdida de empleo corresponden únicamente a los bancos.
 
De estas estadísticas se deduce que “la disminución de personal en la banca durante el último año ha sido generalizada y todas las autonomías han perdido empleados. Aragón, con una reducción del 10% hasta los 1.554 empleados, es la comunidad autónoma que más puestos de trabajo ha perdido. Le sigue la Comunidad Valenciana, con un retroceso del -9,8% hasta los 8.364; y La Rioja, con un descenso del 7,25% hasta los 435.”
 
En cambio, si se analiza el periodo 2008-2015, hay excepciones. Y es que Cataluña y Murcia han visto incrementado su número de trabajadores en la banca durante estos años. En el caso de la primera, cuenta en la actualidad con 17.593 empleados, lo que supone un 4,06% más que en 2008, cuando tenía 16.906. La segunda, por su parte, cerró el año pasado con 1.980, un 2,91% más que al inicio de la recesión (1.924).
 
Aragón, también en este caso, es la autonomía que lidera la destrucción de empleo en la banca, con una disminución del 32,67% de sus trabajadores hasta los citados 1.554 de 2015. La segunda comunidad que más empleos ha perdido es Galicia, con un retroceso del 29,39% hasta los 4.734 empleados; y la tercera es La Rioja, con una rebaja del 28,34% hasta los 435.
 
Madrid es la región que más trabajadores aúna dentro de la banca en España, con el 33,81% del total. Así se desprende de los datos que ofrece AEB. En segunda posición se sitúa Cataluña con un 17,86%. Los siguientes puestos son para Andalucía, con un 9,28%; Comunidad Valenciana, con un 8,49%; Galicia, con un 4,8%; País Vasco, con un 4,08%; y Castilla y León, con otro 3,9%, por citar las principales.
 
Estos datos están actualizados a fecha 31 de diciembre de 2015, con lo que no incluyen los despidos que se han formalizado o anunciado durante los siete primeros meses del presente ejercicio.
 
 Este año, de hecho, se prevé convulso en el sector y la mayoría de las entidades están acometiendo importantes reestructuraciones internas. Así, por citar al menos tres ejemplos, Banco Santander ha anunciado el despido de más de un millar de trabajadores, Banco Popular sopesa llevar a cabo un plan de reducción de personal de entre 2.500 y 3.000 empleados y BBVA estudia recortar 2.000 empleos en su red y servicios centrales.
 
La pérdida de empleo público ha llegado paralela al cierre de oficinas bancarias, también recalca bez.es, que informa que “la banca española ha reducido su red de sucursales hasta las 12.331 de finales de 2015. Una cifra que se sitúa al nivel de las que tenía España en 1979, cuando contaba entonces con 12.235 oficinas”.