Garzón dice que Planas conocía la campaña sobre el consumo de carne

Alberto Garzón

Alberto Garzón, ministro de Consumo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado que su compañero de Gobierno y ministro de Agricultura, Luis Planas, conocía la campaña en favor de limitar el consumo de carne que ha suscitado críticas entre los grandes productores, aunque admite no haber hablado con él últimamente.

«Específicamente no he hablado con el estos en días, pero si en anteriores ocasiones, los ministerios están en coordinacion continuamente y, de hecho, hoy tienen una reunión y saben cuál es la línea de trabajo y ahí me quedo», ha explicado el titular de Consumo en una entrevista en TVE recogida por Europa Press después de que Planas afirmara este jueves desconocer la campaña de la carne

Previamente, Garzón había asegurado en la entrevista que existía comunicación plena con el ministerio de Agricultura y que Planas era conocedor de la campaña, aunque posteriormente se ha remitido a la estrategia ‘España 2050’, donde «aparecía esta línea estratégica de que había que reducir el consumo de carne».

Garzón ha precisado que «los ministerios están formados por diferentes gabinetes y equipos» y ha garantizado que «si ha habido algún defecto de comunicación se resolverá», aunque ha asegurado no estar preocupado por ello. «Se sabe cuál es nuestra línea de trabajo absolutamente correcta que vamos a defender; ningún problema, ningún asunto grave», ha añadido.

El titular de Consumo ha insitido en defender la campaña para moderar el consumo de carne y ha reconocido que era consciente de la reacción «visceral» que iba a producir entre los grandes productores. «No estamos diciendo a la gente que no haya que comer carne, sino que hay que ajustarlo a las recomendaciones sanitarias, porque implica riesgos para la salud que se puede traducir en menor esperanza de vida», ha explicado Garzón.

Respecto a las críticas de los productores, se ha mostrado a favor de apoyar las ganaderas familiares con una producción extensiva que «son parte de la solucion» y ha dirigido sus críticas hacia las macrogranjas. Lo que decimos es que «contaminan los suelos, quitan el agua a los pueblos, no crean casi puestos de trabajo y tienen efecto brutal», ha indicado el ministro, quien ha asegurado que su responsabilidad «es proteger la salud de las personas y del planeta ante fenómenos extremos».

Garzón ha admitido haber cambiado el mismo sus hábitos consumo que ha definido como «muy muy malos» y que le han llevado a tener «situaciones de hospitalización» y por los que le recomendaron cambiar la dieta y dejar de comer tanta carne. «Yo diría que he mejorado mucho, ahora hago un consumo muy acorde con las recomendaciones científicas». «Alguna vez hago alguna barabacoa y rara vez como carne roja a lo largo de la semana», ha indicado Garzón.

El ministro ha comparado la reacción de los productores de carne a la manifestada por las casas de apuesta a raíz de la aprobación de la ley que regula su publicidad. «Es un sector que hemos regulado, nos hemos enfrentado a un poder brutal y el 1 de septiembre se despliega», ha indicado.

«A veces no somos capaces de evaluar de lo que está pasando con el cambio climático, estamos dstrozando el entorno natural y con nuestros habitos de consumo podemos mejorar eso», ha concluido el ministro.