Fin de la tregua: el PP tensa su pulso contra el Gobierno por el coronavirus

Pablo Casado

Adiós a la tregua política por el brote de coronavirus. El PP se ha lanzado contra el Gobierno de Pedro Sánchez, a quien acusa de estar ‘escondido’ en la crisis en torno al Covid 19 que superó ayer los más de mil contagios en España, la mitad en la Comunidad de Madrid. En un día ‘negro’ para las bolsas el líder de los populares, Pablo Casado, salió a escena para, por un lado, tensar su pulso con el Ejecutivo, mientras que por el otro le tendía la mano con un “plan de choque” económico que recogía gran parte de las medidas del programa de Génova.

Tras la tradicional reunión de los lunes de la dirección del PP Casado comparecía ante los medios, algo que suele dejar en manos de otro dirigente del partido, para lanzar algún que otro dardo a Sánchez. Por ejemplo, le recriminó la actitud que mantuvo el PSOE en la oposición en la crisis del ébola. Asimismo, anunció que pedirá su comparecencia en el Congreso para explicar esta crisis, pero no será ahora.

“La acción parlamentaria no debe dividir la unidad de acción en el combate de esta crisis sanitaria”, afirmó el presidente de los populares, quien, entre crítica y crítica tendía la mano al jefe del Ejecutivo. A Sánchez le ofreció la leal colaboración de las comunidades autónomas gobernadas por el PP, además de todo un listado de medidas económicas que van desde cancelar la contrarreforma laboral hasta menos impuestos.

El exportavoz del PP en el Congreso y actual senador, Rafael Hernando, se sumó a esta ruptura de la tregua y desde su cuenta de Twitter cargó contra Sánchez. “Este era el Dr. Fraude en 2014 cuando a causa del ébola se contagió una persona y se sacrificó a un perro”. “Coletas y Colau también aportaron sus propios insultos”, criticó el dirigente popular, que incidió en que “ya hay miles de contagiados”. “En fin pedirán perdón, digo”, zanjó su mensaje en esta red social.

A última hora por la tarde el presidente del Gobierno se puso en contacto con Casado, así como con Santiago Abascal, Inés Arrimadas y el resto de portavoces, para “compartir con ellos un mensaje de unidad, serenidad y rigor frente a este desafío de salud pública”.