Fernández Díaz afirma que cuestionar la Monarquía “es más letal” que el coronavirus

Jorge Fernández Díaz, exministro del Interior
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz ha censurado las críticas a la Casa Real que se han sucedido en los últimos días tras las informaciones en torno al rey emérito a Juan Carlos I y ha comparado este asunto con la epidemia de Covid 19. “Cuestionar la Monarquía como forma de Estado es más letal para España que el coronavirus”.

Así lo afirma en una tribuna de opinión este martes en OK diario en la que sostiene que “estamos ante una auténtica razón de Estado que exige de partidos y dirigentes que estén a su altura”. Bajo el título ‘El coronavirus y la corona’ el que fuera responsable del Ministerio del Interior señala que “como las desgracias nunca vienen solas, en medio de esta epidemia conocemos el comunicado de la Casa de S.M. el Rey, que inevitablemente provoca una enorme preocupación”.

“Los separatistas se frotan las manos, algo que no nos sorprende porque sabemos que su objetivo es destruir España y su edificio constitucional, que tiene su piedra angular en la Monarquía Parlamentaria”, asegura en este texto. Para Fernández Díaz “es insostenible que en un partido de la coalición del Gobierno, prime la presunción de sospecha y culpabilidad sobre la de inocencia, y más en una cuestión como esta”.

“No se puede ‘estar en misa y repicando’ y, por tanto, estar alineado con los separatistas desde el Gobierno a fin de derrocar nuestro régimen constitucional para ir hacia una III República confederal y cantonal”, apunta antes de incidir en que “estamos ante una auténtica razón de Estado que exige de partidos y dirigentes que estén a su altura”.

Previamente, el exministro remarca que ante el brote de coronavirus “no tenemos precedentes de doctrina moral o jurídica aplicable respecto a la siempre exigible proporcionalidad entre el fin perseguido y los medios dispuestos para alcanzarlo”. “El objetivo a conseguir ahora”, afirma, “es intentar contener la pandemia para preservar la salud pública, con el fin último de salvar vidas humanas”.

“El derecho a la vida es un principio incuestionable, pero nadie duda de que hay circunstancias o situaciones que exigen ponderarlo con otros bienes jurídicos y morales, también dotados de la debida protección”, defiende. En su opinión, “en España, la lucha contra la pandemia ya ha sido proclamada como ‘justa’ por la opinión pública, entre otras cosas porque el Sr. Sánchez nos ha forzado a ella con su previa pasividad”.

Para Jorge Fernández Díaz “ahora no se trata de juzgar si las medidas adoptadas son más o menos acertadas, sino de valorar si son legítimas. Véase que no hablo de ‘legalidad’ sino de ‘legitimidad’, por cuanto mantener en un estado de práctico confinamiento, forzoso e indefinido, a una gran parte de la población, tiene también sus contraindicaciones”.

Según ha manifestado, “la guerra a la pandemia ahora es ‘justa’ y, por ello, nos lleva a la actual aplicación de medidas más propias del modelo chino, que son la ‘guerra total a la epidemia’. Cuestión distinta es que se valoren la estrategia y la táctica utilizadas en esta contienda cuando acabe la guerra, con la victoria sobre el virus maldito”.