Euros y dólares se divierten en acorralar al peso cubano

Billetes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Con sendas mascarillas, la moneda europea y la estadounidense no hacen más que restarle fuerza al peso cubano (Cup) en un combate muy disparejo y donde el árbitro principal ha salido fuera del cuadrilátero a beberse un ron y fumarse un puro Cohíba.

Que, como dice uno de los tantos sabios de esquina que pululan en la isla, una cosa es con violín y la otra con guitarra.

Al cambio oficial del Banco Central de Cuba, por un euro se reciben 28.51 cup mientras que por el dólar gringo, la tasa es de 23.50. En cambio, en el mercado informal, que no puede resultar más negro pero transparente de cara a una realidad, el euro se cambia en torno a los 65 y el dólar por los 55. Esto hoy, de momento, porque mañana será superior.

¿Hasta cuándo? ¿Cuál será el tope?

Ni un aventajado discípulo de Nostradamus pudiera anunciarlo.

Muy probablemente, otros tengan diferentes apreciaciones. Quien suscribe no muchas variantes porque dudo exista el siempre imprescindible plan B ante tan serias y agravantes contingencias económicas como las actuales. El todo por el todo en el principal esfuerzo por paliar la pandemia con una vacuna totalmente local, abrir de par en par los aeropuertos y luz verde al turismo de gran escala en la venidera temporada de verano.

Luego, en orden de prioridades, acabar de poner a rendir la agricultura, aguardar por un mayor flujo de remesas, más y mejor inversión extranjera, el aumento de las exportaciones, mayor incentivo y facilidades para el desarrollo del  sector privado y culminar con el ansiado levantamiento del bloqueo o embargo proveniente del Washington ahora de Joe Biden.

Muy complejo panorama o “escenario” según la palabrita de moda. Tiempos difíciles donde está en juego la supervivencia de todo. Hasta la de un trapecista de circo que ejecuta su número sin maya protectora o cable de seguridad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA