Eulàlia Reguant alerta a ERC de que algunos perfiles de Junts no cumplen el «viraje a la izquierda»

La portavoz de la CUP en el Parlament, Eulàlia Reguant - Foto: David Zorrakino - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La portavoz de la CUP en el Parlament, Eulàlia Reguant, ha alertado a ERC de que ciertos perfiles de Junts «no responden al viraje hacia la izquierda» que tanto republicanos como ‘cupaires’ defienden para el nuevo Govern, y ha advertido la composición del próximo Ejecutivo debe cumplir esta voluntad, especialmente para dar cumplimiento al acuerdo sellado entre republicanos y ‘cupaires’.

«ERC apuesta por un Govern con políticas de izquierdas. Es evidente que la conformación del gobierno tiene que responder también a esta lógica», ha defendido en una entrevista de Europa Press, aunque ha añadido que no quieren entrar en un reparto de cargos.

La diputada ‘cupaire’ ha puesto como ejemplo que les preocupa que el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat en funciones, Damià Calvet, repita en el cargo porque «se ha manifestado en contra de uno de los puntos del acuerdo, la moratoria de los grandes macroproyectos vinculados al decreto ley de energías renovables».

«Hay algunos perfiles que por sus políticas anteriores, por sus declaraciones, no responden aparentemente a ese viraje», al ser preguntada por diputados de Junts como Elsa Artadi, Ramón Tremosa o Joan Canadell, y ha sostenido que la confianza que tienen en estas personas es poca.

Sin embargo, cree que «no debería de haber ningún problema» en el reparto de conselleries para que se cumpla el acuerdo de ERC y la CUP, y ha añadido que se debe trabajar en una lógica de políticas y de plan de Govern y no de nombres concretos.

OTRO DEBATE INTERNO SI CAMBIA EL ACUERDO

Asimismo, ha avisado a ERC y Junts de que, si hay algún punto del acuerdo entre republicanos y ‘cupaires’ que desaparece, deberán hacer un nuevo «debate interno» para decidir su posicionamiento ante la investidura de Pere Aragonès porque el plan de gobierno que las bases de la CUP decidieron apoyar habrá cambiado.

Ha recordado que la militancia aprobó el acuerdo pese a considerarlo insuficiente, y ha puntualizado que, si se retira algún punto, no será responsabilidad de la CUP que la investidura no prospere: «Que quede claro. No será responsabilidad de la CUP, será responsabilidad de aquellos que ante 42 diputados han decidido hacer valer sus 32».

«Hay un acuerdo con puntos de mínimos en los que 42 diputados están de acuerdo, a partir de aquí si quieren mejorarlo o ampliarlo, hablemos», ha sostenido Reguant, que ve indispensable generar indicadores y mecanismos de seguimiento del futuro Govern, y ha recordado que Junts y ERC no suman mayoría absoluta y necesitan a la CUP.

Sobre si confía más en ERC o en Junts para hacer cumplir lo acordado, en el caso de que sumen para formar gobierno, ha dicho que confía menos en el partido de Carles Puigdemont, «teniendo en cuenta que en campaña ha ido diciendo que prácticamente eran de izquierdas, o que no eran de izquierdas ni de derechas», pero también ha advertido de que tampoco pueden confiar mucho en ERC por las políticas que han aplicado cuando han gobernado.

También ha lamentado que ERC haya «cerrado la puerta a hablar» de proyectos como el BCN World, el circuito de Montmeló y la ampliación de la C-32, y ha dicho que no saben si es porque piensan que acabarán gobernando con Junts o porque están a favor de estos proyectos.

¿LA CUP EN EL GOVERN?

Preguntada por si los ‘cupaires’ se plantean entrar en el futuro Ejecutivo catalán, la diputada ha respondido que el acuerdo con ERC no cerraba la puerta, pero que se les hace «un poco extraño» entrar en un Govern que apuesta por la mesa del diálogo, en la que la CUP no cree.

«Nosotros no hemos cerrado nunca la puerta a nada, seguimos sin cerrarla», tras lo que ha apuntado que ahora mismo no está en debate entrar pero podría estarlo en unos días, y ha apostado por afianzar las confianzas entre los partidos independentistas, que considera que están rotas entre las tres fuerzas políticas.

La diputada anticapitalista ha avanzado que puede que «de aquí a un tiempo» puedan plantearse entrar al Govern en función de cómo evolucione lo acordado con ERC, y ha situado 2023 –cuando han pactado que Aragonès se someta a una cuestión de confianza– como la fecha más lejana, pero ha dicho que podría pasar antes.

«Dependerá de cuándo se dé cuenta ERC de que el diálogo con el Estado es imposible, no porque nosotras no queramos dialogar, sino porque ellos no están dispuestos a hablar de autodeterminación y amnistía», ha subrayado.

Ha reiterado que 2023 es la fecha que han fijado para esta cuestión de confianza, pero ha destacado que si la relación con ERC se ha afianzado y se va cumpliendo el acuerdo «tal vez no hace falta la cuestión de confianza, porque tal vez la confianza ya es total».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish