Currently set to Index
Currently set to Follow

Escrivá espera que la hucha de las pensiones alcance los 50.000 millones con la subida de las cotizaciones

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Autor: Cézaro De Luca - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, espera que la subida de las cotizaciones a empresas y trabajadores acordada hoy con UGT y CCOO permitirá que la hucha de los pensiones se recupere hasta alcanzar un colchón de unos 50.000 millones de euros.

Escrivá, que ha comparecido ante la prensa tras conocerse el acuerdo para el Mecanismo de Equidad Intergeneracional, ha recordado que el fondo de reserva de la Seguridad Social llegó a alcanzar los 67.000 millones de euros en 2011. Sin embargo, se fue vaciando a partir de 2012 por el uso del dinero para gastos “impropios” hasta quedarse actualmente en algo más de 2.000 millones.

En ese sentido, de acuerdo con sus cálculos, “con esta contribución tendremos hacia 2032 50.000 millones de colchón”.

El Gobierno ha acordado hoy con CCOO y UGT una subida de 0,6 puntos porcentuales de las cotizaciones a la Seguridad Social para hacer frente a la jubilación de los ‘baby boomers’. La subida, que se repartirá en 0,5 puntos a cargo de la empresa y 0,1 a cargo de los trabajadores, entrará en vigor a partir de 2023 y se aplicará durante un período de diez años.

De acuerdo con Escrivá, se trata de una subida “muy pequeña”, ya que para una pensión media de 2.000 euros supone un aumento de la cotización de 12 euros, de los que 2 euros corresponden al trabajador y 10 a la empresa. La intención es lograr un “colchón de seguridad” para afrontar las “décadas más complicadas de los 30 y 40”, en las que se jubilarán los ‘baby boomers’.

El ministro ha asegurado que no sabe por qué la CEOE finalmente no se ha sumado a este acuerdo. “Me preguntó por qué no lo han hecho”, ha señalado. “No hemos recibido ninguna propuesta sobre cómo querrían operar”.

En todo caso, ha asegurado que en España “no hay un problema de costes laborales”. Según ha recordado, España por debajo de 14 puntos del PIB, mientras que en países como Alemania alcanza los 19 puntos y en Francia los 17.