Currently set to Index
Currently set to Follow

BioNTech dispara a 7.123 millones sus beneficios gracias a la vacuna contra el Covid-19

Imagen del primer participante en los ensayos clínicos de la vacuna contra el Covid-19 BNT162, de Pfizer y BioNTech. Autor: BioNTech

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El laboratorio alemán BioNTech, responsable junto a la estadounidense Pfizer de una de las vacunas de ARN mensajero contra la Covid-19, obtuvo un beneficio neto de 7.126,3 millones de euros en los primeros nueve meses de 2021, frente a las pérdidas de 351,7 millones de euros de un año antes, según ha informado la compañía.

Entre enero y septiembre, el laboratorio disparó sus ventas hasta los 13.444,2 millones de euros, en contraste con los ingresos de 136,9 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

En este sentido, la compañía indicó que hasta el pasado 2 de noviembre se habían entregado unos 2.000 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 en más de 152 países, además de haberse recibido ya encargos para el próximo año.

En total, BioNTech y Pfizer esperan fabricar entre 2.700 y 3.000 millones de vacunas para el final de 2021 y tener capacidad para desarrollar 4.000 millones en 2022. Para ello, las compañías han desarrollado una red de fabricación a nivel mundial que incluye más de 20 instalaciones a nivel mundial.

La compañía ha informado de que se están desarrollando ensayos clínicos para ampliar el alcance de la vacuna, a la par que analizando la inoculación de una tercera dosis de refuerzo, apoyada por los datos clínicos obtenidos hasta la fecha.

En concreto, señala que una tercera dosis de refuerzo genera altos niveles de anticuerpos neutralizantes contra el virus del SARS-CoV-2 y las variantes Beta y Delta.

Además, se están realizando estudios para evaluar versiones específicas de la vacuna para generar datos que sirvan de base a la estrategia de BioNTech y Pfizer para abordar las variantes emergentes del SARS-CoV-2.

Aunque hasta la fecha no hay datos clínicos que sugieran la necesidad de una versión de la vacuna específica para ninguna variante, las empresas están desarrollando un prototipo preventivo para evaluar los procesos de desarrollo, fabricación y regulación de las vacunas específicas para una variante.