Más de 3.000 docentes de Madrid, de baja por Covid en la vuelta a las aulas

Aula de un colegio

Imagen de un aula.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La vuelta a las aulas este lunes ha estado marcada por el Covid-19. Tal es así que, según datos obtenidos por CCOO, en torno a un 6% de los profesores y profesoras de la Comunidad de Madrid está de baja por coronavirus. O lo que es lo mismo, unos 3.000 docentes no han podido acudir a sus centros educativos por ser positivos. La situación podría agravarse en los próximos días dado que todavía no se ha alcanzado el pico de contagios en esta sexta ola. Algo ante lo que, denuncia el sindicato, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso “no ha tomado ninguna medida ni para minimizar el impacto de la falta de personal ni para prevenir los contagios en el ámbito laboral”.

“Las únicas medidas de la que pueden echar mano los centros educativos madrileños se reducen a abrir ventanas y a la ventilación cruzada”, se ha quejado la secretaria general de la Federación Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín. “Y en un día como hoy, no muy frío, ya se incumple la Ley de Prevención de Riesgos Laborales porque se está trabajando a menos de 17 grados”.

Por otra parte, detalla el sindicato, en la recogida de datos realizada realizando centro a centro “se observa un número muy significativo de ausencia de alumnado”. “A lo largo de la mañana algunas familias han ido comunicando las faltas de asistencia por positivos en covid”, señala en una nota.

Ni cribados, ni vacunación, ni contratación

Galvín ha criticado que la Consejería de Educación “ha decidido no reforzar las medidas sanitarias, no hacer cribados, no reforzar el plan de vacunación infantil, no garantizar la tercera dosis al profesorado y personal educativo, no reforzar limpieza y desinfección de los centros, y que tampoco tiene prevista la contratación de profesorado de refuerzo”.

En su opinión, es necesario que las plantillas estén completas lo antes posible y que el proceso de sustitución de bajas se agilice. Asimismo, ha puesto el acento en la falta de directrices claras respecto a las cuarentenas de las aulas por contagio, de manera que los directores y directoras de los centros educativos se muestran “perdidos” a este respecto.

“En una pandemia es del todo intolerable que prevalezca el criterio de ahorro frente al sanitario y educativo. Los centros deberían disponer mascarillas, gel y test de antígenos para el personal como la situación está requiriendo”, asegura.