El «yonqui del dinero» se niega a contestar a ninguna pregunta en el Congreso

Yonqui dinero

El exgerente de Imelsa y autodenominado «yonqui del dinero» Marcos Baenavent se ha negado hoy a contestar ninguna pregunta en la comisión del Congreso en la que se investiga la supuesta financiación del PP, una postura que muchos parlamentarios han considerado una lástima. «No voy a contestar a ninguna pregunta», ha sido la primera y casi la única frase que ha pronunciado hoy Benavent en la Cámara baja, una decisión que ha generado cierta sorpresa entre los presentes.

Solo el grupo parlamentario popular ha apoyado esta decisión, ya que, según el diputado Francisco Molinero, lo que diga hoy pueda afectar a su derecho de defensa y ha anunciado que no va a formularle ninguna pregunta.

Sin embargo, también ha señalado: «Es muy censurable lo que ha hecho y precisamente usted por pertenecer al PP. Estamos sufriendo las consecuencias de sus actos los que somos miembros del Partido Popular».

La postura de Molinero ha sido criticada por el diputado socialista Artemi Rallo, que ha cuestionado que el PP ejerza en la Comisión como «refuerzo» en la defensa de Benavent, que también ha estado presente en la Sala.

Colaborador de la Fiscalía Anticorrupción e imputado en el caso Imelsa, su testimonio permitió el inicio de la llamada Operación Taula contra la cúpula del PP en la provincia de Valencia.

Benavent, que fue pillado en una ocasión por conducir a más de 190 km/h en un tramo limitado a 100 en la AP-7, reconoció que el cobro de comisiones ilegales del 2 o 3 % del valor de los contratos adjudicados desde la administración pública, así como el uso de cajas opacas o B eran prácticas habituales en el PP de Valencia.

Aunque ha declinado contestar a ninguna pregunta, Benavent ha escuchado con atención a los diputados, con una postura relajada y esbozando en muchas ocasiones alguna sonrisa ante sus comentarios.

En general, la mayoría de los parlamentarios ha considerado una lástima que Benavent no haya colaborado en la Comisión porque, según el portavoz de ERC, Joan Tardá, esperaban que aportara «algunas luces» sobre los hechos que se investigan y, sin embargo, todo se ha quedado «en agua de borrajas».

Tardá le ha recordado que el objetivo de la Comisión es «arreglar los entuertos cometidos en momentos anteriores y que además no tenemos la garantía de que no se estén continuando produciendo».

Otros como el diputado de Podemos Juan Pedro Yllanes han calificado el silencio de Benavent de «frustrante» y ha lamentado que sea «tan lenguaraz ante los medios de comunicación y, sin embargo, guarde tan ominoso silencio ante la sede de la soberanía nacional».

Todos los diputados se han quedado con las ganas de que quien se llamó a sí mismo «yonqui del dinero» y quien llegó a reconocer que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el expresident de la Generalitat Francisco Camps y el PP podían conocer la existencia de la trama de corrupción en Valencia en relación con la empresa pública Imelsa, contestase hoy a sus preguntas.

«Nos quedaremos con las ganas», ha lamentado Yllanes.