El Vía Crucis del nuevo presidente cubano

Miguel Díaz-Canel
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cuando restan pocos días (será este 19) para que todos sepamos finalmente quién será el presidente en Cuba, la duda aun persiste en si Miguel Díaz-Canel Bermúdez asumirá los roles principales en los consejos de Estado y también de Ministros.

Demasiada carga para un solo hombre porque no es lo mismo heredar un palacete en que todo funciona a la perfección y cuya tarea sea mantenerlo, que cargar con uno necesitado de restauración o reconstrucción en los cuatro puntos cardinales.

El próximo presidente deberá asumir el mandato junto a una serie de adversidades locales e internacionales equiparables a cruzar el Niágara con los ojos vendados e hilar una aguja en medio de la travesía.

Por fuera, el contexto nada agradable de la deteriorada relación con los EEUU más la situación en Venezuela y el petróleo que de allí viene; mientras que en lo interior el ramillete de tareas pendientes es el equivalente a un buen racimo de uvas.