El tipo mínimo de Sociedades que propone la UE obligaría a pagar un 354% más a ACS y un 70% a Telefónica

Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid

Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las conversaciones para adoptar un impuesto mínimo global de sociedades avanzan con la intención de llegar a un acuerdo general tan pronto como este mismo verano. Un debate en el que ha irrumpido el Observatorio Fiscal Europeo con la propuesta más ambiciosa planteada hasta ahora: un tipo mínimo del 25%. De concretarse, la factura para multinacionales españolas como ACS, Telefónica o Banco Santander se multiplicaría sensiblemente, según muestran los documentos de la propia institución.

Actualmente las conversaciones internacionales se centran en un impuesto mínimo global del 15%, el planteado por EEUU tras rebajar sus pretensiones iniciales del 21%. Pero para el Observatorio Fiscal Europeo este tipo no sería “suficiente” para “restaurar el equilibrio” y hacer que “los principales ganadores de la globalización paguen sus impuestos”. Por ello, propone un 25% que permitiría a los países de la Unión Europea recaudar prácticamente 170.000 millones de euros más de los que recauda actualmente.

Solo en el caso de España, el Gobierno recaudaría 12.400 millones de euros más a través del impuesto de sociedades si se fijara en el 25%, lo que supondría expandir un 43,7% los ingresos procedentes de este tributo.

El informe presentado por el observatorio puesto en marcha por la Unión Europea no se limita a datos generales, sino que concreta el impacto que tendría en la factura fiscal que pagan las multinacionales y grandes bancos europeos. En lo que respecta a las españolas, analiza a ACS, Telefónica, Iberdrola y Repsol, por un lado, y a Banco Santander, BBVA y Banco Sabadell.

Los “déficits fiscales” de las grandes empresas españolas

El resultado es que la factura se le incrementaría especialmente a ACS. De acuerdo con el observatorio, la empresa presidida por Florentino Pérez debería abonar un 354% más respecto a sus pagos actuales, o lo que es lo mismo,  217,8 millones de euros más. Incluso en el caso de que se optase por un tipo más modesto, del 15%, el “déficit fiscal” se situaría todavía en el 200,2%.

El siguiente mayor incremento es el que tendría que afrontar Telefónica, de un 70,3% en el caso de un tipo del 25% y de un 31,7% en el de un 15%, lo que le obligaría a pagar hasta 409,7 millones más. Mientras, para Iberdrola el observatorio fija el déficit fiscal en el 59,7% y en 20,7% en los dos escenarios, y para Repsol en el 13,8% y 3,9%, respectivamente.

En el caso de los bancos, el impacto es relativamente más ‘modesto’. Banco Sabadell es el que presenta un mayor déficit en la recaudación, de un 45,2% en el caso de que se pusiera un tipo del 25% y de 9,0% si finalmente se opta por el 15%. En BBVA las cifras bajan hasta el 11,7% y 1,9%, y en Banco Santander a 21,0% y 7,9%, respectivamente. En millones de euros, estos porcentajes se traducen en que la entidad presidida por Ana Botín vería incrementada su factura fiscal hasta en 687,9 millones, BBVA podría tener que pagar 205,7 millones más y el Sabadell 80,2 millones.