El TC prevé admitir a trámite en su Pleno de esta semana el recurso de Vox contra el segundo estado de alarma

Tribunal Constitucional
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Tribunal Constitucional (TC) prevé admitir a trámite en su Pleno de esta semana el recurso presentado por Vox contra el segundo estado de alarma aprobado por el Gobierno por considerar que vulnera derechos fundamentales, entre ellos los de circulación y reunión, y por la prórroga de seis meses.

El partido de Santiago Abascal presentó el pasado 6 de noviembre dos recursos ante el TC, uno de inconstitucional y otro de amparo, con la intención de que el segundo de ellos permita la suspensión inmediata del estado de alarma sin necesidad de esperar a la resolución del primero.

Vox sostiene que este nuevo estado de alarma vulnera los artículos 17, 19, 21 y 25 de la Constitución, relativos a los derechos a la libertad y a la seguridad; a la libre circulación; a la reunión y la manifestación pacíficas; y contra las sanciones administrativas que directa o subsidiariamente impliquen privación de libertad.

Además, rechaza la prórroga de seis meses aprobada por el «rodillo mayoritario» del Congreso de los Diputados y la decisión de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solo comparezca cada dos meses ante el Pleno de la Cámara para dar cuenta de su evolución y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo haga mensualmente ante la Comisión de Sanidad.

Asimismo, carga contra la decisión del Gobierno nombrar a los presidentes autonómicos como autoridad delegada porque –a juicio de Vox– genera «un auténtico estado de desconcierto y caos» que aboca a una situación de «inseguridad jurídica» a los ciudadanos.

Al presentar dichos recursos, Abascal advirtió de que este segundo estado de alarma, vigente desde el pasado 25 de octubre, solo es un paso más en la «deriva totalitaria» de un Gobierno «de socialistas y comunistas que cuenta con el apoyo de terroristas y el golpismo separatista».

«La lucha contra la pandemia en ningún caso puede suponer la derogación de la democracia y una degradación de la misma», defendió, por su parte, la secretaria general del grupo parlamentario en el Congreso, Macarena Olona.