El Supremo tumba la demanda del exalcalde de 0 Grove contra la editorial de ‘Fariña’ y su autor

Fariña
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia de Madrid que tumbó la demanda del exalcalde de O Grove (Pontevedra) Alfredo Bea Gondar contra la editorial del libro ‘Fariña’ y su autor Nacho Carretero por vulneración al derecho al honor.

Así consta en una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que la Sala de lo Civil desestima el recurso de casación interpuesto por el exalcalde pontevedrés contra la sentencia de la Audiencia de Madrid que rechazó la demanda.

De este modo, los magistrados del Alto Tribunal confirman la sentencia, que a su vez ratificaba la decisión del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Collado Villalba que absolvía a los demandados de las acciones ejercidas contra ellos.

El exalcalde emprendió acciones legales contra dicha editorial y el autor del libro por «vulneración del derecho al honor» al incluir su nombre en dos páginas del libro.

En declaraciones a Europa Press, el autor del libro, Nacho Carretero, ha señalado que la sentencia le deja «satisfecho» y le hace «confiar en la libertad de información y de expresión en España».

Carretero ha señalado que la época en la que se produjo secuestro de ‘Fariña’ fue «muy tensa, y desagradable» y que supone «un mal recuerdo». Así, ha relatado que una vez se produjeron las posteriores decisiones judiciales, el demandante «empezó a hacer recursos» y el caso «se fue estirando en el tiempo».

«Para mí la sentencia representa lo que un poco tenía más o menos claro, que el hecho de aquella medida cautelar del secuestro fue una decisión judicial puntual, aislada y para mi incomprensible. De hecho me atrevería a decir que fue un error judicial ya no porque yo lo crea, si no por todo lo que luego han ido desestimando el resto de sentencias e instancias, desde la Audiencia Provincial de Madrid, hasta el Juzgado de Collado Villalba y el Tribunal Supremo», ha añadido.

En este sentido, ha subrayado que «todas» las decisiones judiciales han sido «contundentes y clarísimas» diciendo que «nunca tenía que haberse secuestrado el libro» y que «prevalece la libertad de información» y que lo que cuenta en el libro «es veraz». «Eso es con lo que me quedo como periodista, me deja tranquilo, me deja satisfecho y sobre todo me hace confiar en la libertad de información y de expresión en España», ha puntualizado.

Preguntado sobre el aumento de ventas de ‘Fariña’, ha indicado que era «inevitable» porque «vivimos en una sociedad» en la que «si un tribunal decide prohibir un trabajo periodístico», la reacción «lógica y normal» va a ser la de que la gente «se interese en ese trabajo, por qué ha sido prohibido y censurado».

«Además, somos una sociedad más crítica y más exigente con la libertad de expresión y de información. Creo que el caso de Fariña es bastante representativo. Generó un consenso bastante amplio de indignación y de incomprensión ante esa medida. Eso habla bien de una sociedad en España que ya no está dispuesta a tolerar que se prohíban o se censuren libros o trabajos periodísticos», ha detallado.

PROHIBIR UN LIBRO «GENERA UN INTERÉS MAYOR», PERO «ES UN MAL TRAGO»

A su juicio, «prohibir hoy en día un libro de estas características» lo único que va a conseguir es «lo que pasó» con ‘Fariña’, que se «genere un interés mayor y que aumenten las ventas». «Desde luego nos gustó que ocurriese, pero esa satisfacción de ventas no es incompatible con el mal trago y con la amargura que me supuso que una jueza prohibiese un trabajo periodístico, por que al final como periodista vivo de mi credibilidad y de mi trabajo y que nadie pueda decir que lo que yo cuento es falso», ha destacado.

Carretero ha indicado que fue «muy desagradable». «No se lo recomiendo ni se lo deseo a ningún periodista, pero no es incompatible con que ayudase a las ventas del libro. Ojalá esto sea lo último que tengamos que hablar de este asunto. Por mi parte está más que olvidado, ya lo estaba antes de la sentencia, pero ojalá sea el punto final verdadero de todo este asunto que nunca tuvo que haber ocurrido», ha concluido.

Por su parte, en declaraciones a Europa Press, uno de los editores del libro, Alberto Sáez, ha indicado que su valoración sobre la sentencia es «muy positiva» y que están «muy contentos» con la desestimación del Recurso de Casación que «pone fin al proceso» y que «nos da absolutamente la razón».

«Nuestra valoración de la sentencia es muy positiva. Estamos muy contentos con que se haya desestimado el recurso de casación y con que se nos haya dado la razón. En ningún momento el libro tenía ninguna intención de atentar contra el honor de nadie», ha puntualizado.

Así, ha recordado que el proceso ha durado «cuatro años» y que comenzó con la medida cautelar del secuestro del libro. Posteriormente, «todas las resoluciones judiciales han sido a nuestro favor».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish