El PSOE no será un partido asambleario: Ferraz limita el poder de simpatizantes y bases en las primarias

Pedro Sánchez y Susana Díaz
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Parece ser que el reglamento de primarias que prepara el PSOE de Pedro Sánchez se queda a medio camino para tranquilidad de los ‘susanistas’. Por lo menos eso es lo que asegura elconfidencial.com que adelanta que en dicho reglamento “militantes y simpatizantes del PSOE ganan poder, sí, pero el PSOE tampoco se convierte en un partido asambleario, como vaticinaban los críticos”.

Asegura el medio online que “el PSOE de Pedro Sánchez avanza en democracia interna respecto a la etapa anterior, pero no llega al tope que se había marcado el madrileño en primarias y que, en cierta medida, quedó plasmado en la resolución del 39º Congreso Federal, celebrado el pasado junio”. Destacando que “los afiliados, a partir de ahora, sí podrán pronunciarse obligatoriamente sobre los pactos de gobierno o sobre la confección de las listas electorales, pero su parecer, en este último caso, no será cien por cien vinculante”. Es decir que “los órganos de dirección, como hasta ahora, seguirán teniendo la última palabra.

Asegura elconfidencial.com que el borrador que aprobará la dirección federal el próximo lunes será discutido ese mismo día con los secretarios de Organización regionales. Pero dice que no se prevé conflicto, ya que Ferraz ya ha sondeado informalmente a las federaciones.

Este digital explica que además el texto que ha pilotado José Luis Ábalos, está redactado “a la medida” de los territorios, buscando el menor conflicto con ellos, aunque deja caer que puede suponer una decepción para los que apoyaron a Sánchez en las primarias.

Y es que según destaca el medio online “El PSOE avanza, desde luego, pero no muda por completo su piel y, por tanto, no se cumplen los pronósticos apocalípticos de los que hace un año apoyaban a Susana Díaz. Con los cambios, aseguran en Ferraz, el PSOE se convierte en el “partido más democrático de España”. Pero no será “asambleario”.

El documento que alumbrarán el lunes la ejecutiva y el sábado 17 el comité federal comprende dos niveles básicos, según elconfidencial.com. Uno, la elección del cabeza de lista, y dos, el resto de la candidatura. En ambos casos hay avances respecto a lo ya reglado.

El cabeza de cartel a La Moncloa se elegirá por primarias abiertas. Es decir, que podrán participar no solo militantes, sino también simpatizantes que se inscriban en el censo y paguen una cantidad simbólica. Esto no cambia. Lo que sí se modifica es el número de avales necesarios para poder competir: se rebaja del 5% al 1% del censo, y se impone un máximo del 2%. Son los mismos umbrales que ya rigen para la elección del líder del PSOE.

Sin embargo, para la elección de los candidatos a la presidencia de los gobiernos autonómicos, hay una pequeña modificación, según la información que adelanta elconfidencial.com.

Hasta ahora, el procedimiento habitual era el de primarias cerradas a militantes. La ejecutiva regional podía pedir a Ferraz que autorizase la convocatoria de primarias abiertas a la ciudadanía.

Con el nuevo reglamento, se mantiene esa cautela: que pidan las federaciones a Ferraz primarias abiertas si así lo desean, pero se añade que también se puede abrir este procedimiento si así lo decide la ejecutiva federal. Es decir, que puede haber primarias abiertas a la ciudadanía en un territorio si así lo solicita la cúpula autonómica o lo cree conveniente Ferraz. Aquellos que quieran competir necesitarán el aval de entre un 2% y un 4% del censo regional. Anteriormente, se exigía el 10% y no había tope por arriba.

También informa este medio de lo que los cambios con los candidatos los candidatos a alcalde. Explica que “hasta ahora, eran elegidos en primarias cerradas, fuera cual fuera el tamaño de la localidad” y que en el nuevo reglamento que maneja Ferraz, se establece un procedimiento similar al autonómico: en los municipios de más de 50.000 habitantes, podrá haber primarias abiertas si lo piden las ejecutivas regionales o lo decide Ferraz. Los candidatos tendrán que recoger el aval del 5% del censo, hasta un máximo del 10%. Los aspirantes provinciales y comarcales, a medio camino entre lo autonómico y lo local, deberán cosechar el apoyo de entre el 3% y el 6% del censo, en el primer caso, y entre el 4% y el 8%, en el segundo.

Resalta que “los que ya están en el poder se hallan más blindados y cuentan con una suerte de alfombra roja para poder repetir. Habrá primarias (o sea, competición) si en torno a un 30% del censo de todo el PSOE —eran 187.000 afiliados en mayo— así lo pide para disputar el mando al presidente del Gobierno socialista que en ese momento se encuentre en La Moncloa. También las habrá si lo reclama aproximadamente el 40% de las bases para desplazar al líder autonómico que esté al mando. Y las habrá asimismo si un 50% de los afiliados quiere pelea con el alcalde de turno.

Elconfidencial.com también adelanta que ocurrirá con los candidatos que suceden al cabeza de cartel? Señalando que en el nuevo reglamento las bases ganarán poder y que lo harán porque en “cada asamblea local, los afiliados podrán lanzar nombres, se votarán todos ellos en urna y de forma secreta, y se confeccionará una lista con los que obtengan más apoyos, respetando al menos el criterio de género”.