El presidente del banco malo ganó 375.375 euros en 2020, un 8,4% menos

Jaime Echegoyen, director ejecutivo de la Sareb

Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Jaime Echegoyen, percibió una retribución de 375.375 euros en el ejercicio 2020, un 8,4% menos que un año antes, según consta en el informe anual de gobierno corporativo remitido este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cabe señalar que la dirección ejecutiva del conocido como ‘banco malo’ renunció a la retribución variable del año 2020 y a la que le pudiera corresponder de 2019, así como a la de 2021, ante la complejidad de la crisis generada por la expansión de la pandemia del coronavirus.

Por su parte, el consejero delegado de Sareb, Javier García del Río, percibió una remuneración de 286.777 euros, que corresponde a lo devengado desde su incorporación a la compañía en febrero de 2020. No obstante, su salario anual está fijado en 330.000 euros.

García del Río ganó 204.000 euros desde su incorporación en febrero de 2020 como miembro de la alta dirección, hasta su elección como consejero ejecutivo en octubre del mismo año.

El consejo de administración de Sareb, que está formado por 15 miembros, percibió el año pasado una remuneración agregada de 1,09 millones de euros, frente a los 1,27 millones de un año antes, lo que supone un descenso del 13,7%.

Asimismo, la dirección ejecutiva de la compañía recibió una remuneración de 1,18 millones de euros, lo que representa un recorte del 67,2%. Este importante descenso se debe a la reducción del número de miembros.

Cuatro de los siete miembros que conforman la alta dirección se incorporaron a lo largo del ejercicio, por lo que su retribución no se corresponde al año completo, igual que la del consejero delegado.

De forma adicional a la retribución fija de los miembros de la alta dirección a 31 de diciembre de 2020, dos miembros de que cesaron antes del final del ejercicio, percibieron la cantidad de 640.000 euros.