El PP abre un expediente a Ayuso por sus acusaciones “casi delictivas” contra Casado

El secretario general del PP, Teodoro García Egea. (Foto: PP)

La batalla campal en el seno del PP no cesa. Es más, aumenta su intensidad. Génova no ha dejado pasar las acusaciones de Isabel Díaz Ayuso con Pablo Casado y la dirección nacional y ha anunciado la apertura de un expediente informativo a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Asimismo, ha recriminado a la popular su falta de explicaciones por el supuesto cobro de comisiones por parte de su hermano.

“En septiembre del año pasado”, ha explicado Teodoro García Egea en una rueda de prensa en Génova, “el PP recibió información sobre un supuesto cobro de comisiones relativo a un contrato sanitario de la Comunidad de Madrid en beneficio del entorno de Isabel Díaz Ayuso”. Al tener estos datos, Casado convocó a Ayuso a su despacho “para ponerle al corriente de hechos ante lo que se comprometió a aclararlos de forma inmediata”. Algo que, según los populares, no pasó.

Dicho esto, el secretario general del PP ha asegurado que “desde la absoluta confianza en la honorabilidad de las personas a las que esta información implicaba, mi obligación como secretario general era cerciorarme de la verdad”.

“De esta forma y haciendo partícipe a la presidenta de la Comunidad, a quien yo informé personalmente el 20 de octubre, el partido pone en marcha procedimiento de buenas prácticas e inicia averiguación interna”. Una actuación que ha señalado es la “habitual” en todos los casos. Así, “Ayuso quedó emplazada a aportar más información con el propósito de aclarar definitivamente el asunto hasta el día de hoy”, ha lamentado. Según ha criticado, “no hemos recibido ninguna aclaración” por su parte.

Asimismo, ha desmentido que el PP “contactara u ordenara contactar con ninguna agencia de detectives” para investigar a la dirigente autonómica y a su familia. También ha negado que se haya elaborado “ningún dosier” sobre Isabel Díaz Ayuso.

García Egea ha vinculado esta guerra con las diferencias sobre la fecha de celebración del Congreso del PP de Madrid. “Desde que a la vuelta del verano recibimos la información sobre estas presuntas irregularidades y se consulta a Ayuso sobre la veracidad de las mismas, lo único que recibe esta dirección es una campaña masiva de ataques, infundios y calumnias como las que se han vertido hoy mismo”. Unos “ataques intolerables”, ha denunciado el secretario general.

“Esta y no otra es la verdadera razón”, ha remarcado antes de señalar que “esta dirección no puede aceptar que nadie utilice las siglas de organización para blindarse ante problemas en los que eventualmente pueda verse envuelto”. “Mi obligación”, ha dicho García Egea, “es proteger la reputación del PP frente a cualquier ataque antes de que sea demasiado tarde”.

Según el dirigente nacional, “se puede tener un buen resultado electoral, pero no exime del deber de rectitud y de lealtad” y “esto es lo que hemos pedido a Ayuso, colaboración leal y aclaraciones en el ámbito interno, nada más”. No obstante, la presidenta de la Comunidad, ha destacado, “ha vertido acusaciones gravísimas, casi delictivas contra el presidente del PP y toda la dirección nacional”.

Teodoro García Egea ha sostenido que desde Génova “lo único que se ha hecho es apoyarla en sus momentos de mayor dificultad y soledad. Cuando nadie creía ella, cuando todo el mundo la atacaba, ahí estaba Casado para defenderla”.

Ante esto, ha anunciado que los servicios jurídicos del PP están estudiando las “actuaciones que puedan proceder en derecho”. Junto a esto, ha abierto un expediente informativo “para culminar las averiguaciones que se han venido llevando a cabo”. Con las conclusiones “nos reservamos las actuaciones oportunas”.

Antes de concluir su comparecencia, García Egea ha dicho que “nunca pude imaginar que se atacara de una forma tan cruel e injusta a dirección de un partido que le ha dado todo”.

¿Suspensión de militancia?

Los estatutos del PP contemplan la imposición de infracciones muy graves “por manifiesta deslealtad al partido, a sus órganos de Gobierno y representación, entendida ésta como toda acción u omisión voluntaria encaminada a perjudicar el interés general del partido”. Estas infracciones serán sancionadas con la “suspensión de militancia por un periodo de tiempo entre cuatro y seis años” y la “inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de éste por igual periodo de tiempo”.