El PIB de China creció un 8,1% en 2021, la mayor expansión desde 2011

Bandera de China

Bandera de China

El producto interior bruto (PIB) de China registró una expansión del 8,1% en 2021, el mayor ritmo de crecimiento del gigante asiático desde 2011, superando ampliamente el objetivo de Pekín del 6% y en contraste con la expansión del 2,2% del año 2020, según ha informado la Oficina Nacional de Estadística (ONE).

De este modo, al cierre del año la economía china alcanzó un valor de 114,36 billones de yuanes (15,7 billones de euros), con un crecimiento del 7,1% del sector primario, hasta 8,3 billones de yuanes (1,14 billones de euros) y del 8,2% de la industria, hasta 45 billones de yuanes (6,2 billones de euros), mientras que el sector servicios se expandió a un ritmo anual del 8,2%, hasta 60,96 billones de yuanes (8,4 billones de euros).

«La recuperación económica nacional y el desarrollo se mantuvieron», destacó la oficina estadística china, subrayando que en 2021, a pesar de las «múltiples pruebas de un entorno internacional grave y complejo y brotes esporádicos de la pandemia a nivel doméstico», se lograron nuevos avances en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo.

En el cuarto trimestre de 2021, el crecimiento del PIB de China alcanzó el 4% anual, ralentizándose desde l 4,9% del tercer trimestre, mientras que en comparación con los tres meses anteriores, la expansión se aceleró al 1,6% desde el 0,7%.

En el conjunto del último ejercicio, el volumen de los intercambios comerciales de China alcanzó los 39,1 billones de yuanes (5,4 billones de euros), un 21,4% más que en 2020, incluyendo un incremento anual del 21,2% del valor de las exportaciones, hasta 21,7 billones de yuanes (3 billones de euros), y del 21,5% del valor de las importaciones, hasta 17,4 billones de yuanes (2,4 billones de euros).

De este modo, la balanza comercial china registró un superávit de 4,3 billones de yuanes (592.380 millones de euros).

Asimismo, el año pasado las ventas minoristas de bienes de consumo alcanzaron los 44 billones de yuanes (6 billones de euros), un 12,5% más que el año anterior y con un crecimiento promedio de dos años del 3,9%, incluyendo una expansión del 12,5% en áreas urbanas y del 12,1% en las zonas rurales.

«China sostuvo una recuperación continua y constante de la economía nacional y mantuvo la posición de liderazgo en crecimiento económico, con indicadores importantes que alcanzaron los objetivos esperados», destacó la oficina estadística, advirtiendo, sin embargo, de que el entorno externo «es más complicado e incierto», y la economía china se encuentra bajo la triple presión de la contracción de la demanda, un shock de oferta y el debilitamiento de las expectativas.