El petróleo cae por debajo de 60 dólares y las bolsas se vuelven a teñir de rojo por miedo al coronavirus

Imagen de un hombre con una marcarilla en medio del brote del coronavirus en China
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las bolsas europeas vuelven a abrir hoy bajo una fuerte presión después de que las autoridades chinas hayan advertido que esperan que la propagación del coronavirus, que ha causado la muerte de más de 80 personas en el país, se acelere. Mientras, el precio del petróleo ha llegado a caer a mínimos de tres meses.

La capacidad de propagación del coronavirus se está fortaleciendo y las infecciones podrían seguir aumentando, advirtió ayer domingo la Comisión Nacional de Salud de China, con casi 2.800 personas infectadas en todo el mundo y 81 muertos en China por la enfermedad. El Gobierno chino extenderá el festivo del Año Nuevo Lunar tres días, hasta el 2 de febrero, mientras que las escuelas regresarán de su descanso más tarde de lo habitual. En Hong Kong el Ejecutivo prohibirá la entrada a las personas que hayan visitado la provincia de Hubei en las últimas dos semanas.

Estas noticias vuelven a extender el miedo entre los inversores de todo el mundo. En la jornada asiática, el índice Topix japonés ha caído un 1,6% en un día en que las bolsas de Shanghái y Hong Kong han permanecido cerradas por el festivo. En la jornada europea, la tónica es la misma durante la apertura: el Ibex 35 retrocedía un 1,11% hasta los 9.455 puntos, mientras que el Dax alemán, el Cac francés y el Ftse de Londres registraban descensos del entorno del punto y medio.

En los mercados de materias primas, el precio de barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, bajaba un 2,3% hasta los 59,35 dólares, después de haber llegado a caer un 3% hasta sus mínimos de tres meses. El temor de los inversores es que la propagación del virus suponga un frenazo al crecimiento económico de China, con impacto directo en el consumo y la producción industrial del país. Los futuros de mineral de hierro, que están estrechamente ligados a las expectativas de crecimiento económico de China, cayeron hasta un 6,6% para situarse en 85 dólares por tonelada.

Mientras, los inversores apuestan por los habituales refugios. La rentabilidad de bono estadounidense de deuda a diez años, que se mueve de manera inversa al precio, caída tres puntos hasta el 1,6528%. El yen japonés se fortalecía a más de 109 yenes por dólar.