Mortalidad

El mundo perdió a 7,1 millones de niños y adultos jóvenes en 2021, según la ONU

"La comunidad mundial no cumplió su promesa a sus miembros más jóvenes y vulnerables".

Vacunación de un niño contra el sarampión en República Democrática del Congo

Vacunación de un niño contra el sarampión en República Democrática del Congo

Unos 7,1 millones de muertes, en su mayoría evitables, se registraron en 2021 entre niños, adolescentes y adultos jóvenes a escala global, según el Grupo Interinstitucional de las Naciones Unidas para la Estimación de la Mortalidad Infantil (IGME, por sus siglas en inglés).

«La comunidad mundial no cumplió su promesa a sus miembros más jóvenes y vulnerables (…) Solo en 2021, el mundo perdió 5,0 millones de niños menores de cinco años –2,7 millones de niños de uno a 59 meses de edad y 2,3 millones de recién nacidos – junto con 2,1 millones de niños y jóvenes de 5 a 24 años de edad, el 43% de los cuales eran adolescentes», consta en un informe publicado este martes.

El documento señala que estas muertes se concentran de forma desproporcionada en unos pocos países y regiones, particularmente África subsahariana y el sur de Asia, a las que corresponde más del 80 por ciento de todas las muertes de menores de cinco años.

En la mayoría de los casos son muertes evitables, porque existen tanto los conocimientos como los medios para prevenirlas.

A menos que se tomen medidas urgentes, advierten los autores del informe, decenas de países incumplirán los objetivos de desarrollo sostenible en materia de mortalidad infantil.

Unos 40 millones de niños menores de cinco años podrían fallecer entre 2022 y 2030, y casi la mitad de esas muertes ocurriría en el primer mes de vida. También podrían morir antes de 2020 alrededor de 19 millones de niños y jóvenes de 5 a 24 años, si no se hace nada para salvarlos.

Más información