El mercado mundial de deuda soberana entra en ‘modo crisis’

Monedas y billetes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La deuda soberana se ha convertido en el refugio predilecto de los inversores ante el temor al impacto que la propagación del coronavirus puede tener en la economía mundial. No solo los rendimientos de los bonos estadounidenses han tenido una brusca caída en las últimas semanas, sino que la cifra mundial de deuda pública con rentabilidad negativa vuelve a acercarse a récords.

La rentabilidad del bono estadounidense a diez años ha marcado este viernes un nuevo mínimo histórico en el 0,818%. Ha caído 75 puntos básicos en apenas una semana, una caída sin precedentes desde las secuelas de la quiebra de Lehman Brothers en 2008, según publica Bloomberg. Mientras, la rentabilidad del bono a 30 años también ha caído por primera vez en su historia por debajo del 1,5%, situándose en la mañana del viernes en el 1,44%.

La Reserva Federal recortó esta semana en 50 puntos básicos los tipos de interés, pero el mercado parece estar descontando nuevos recortes en breve.

Pero la aversión al riesgo no se refleja solo en los treasuries estadounidenses. La rentabilidad del bono chino a diez años, por ejemplo, ha alcanzado también los niveles más bajos desde 2002, cuando el país luchaba contra la deflación. Los títulos ofrecían un rendimiento del 2,64%, frente al 3,15% de principios de año.

Además, los bonos australianos a diez años han perdido cerca de la mitad de su rentabilidad en apenas unas semanas, ya que el mercado anticipa la introducción de la flexibilización cuantitativa.

La oferta mundial de bonos con rendimientos negativos ha escalado a 14,4 billones de dólares, lo que supone un aumento de más de 3 billones de dólares desde mediados de enero, antes de que la epidemia se hiciera patente en el centro de China. El récord del pasado agosto, casi 17 billones de dólares, en plena guerra comercial entre China y EEUU, podría superarse en breve.

“Los rendimientos del cero por ciento no son una barrera para ningún mercado de bonos en el mundo desarrollado en este momento”, apunta a Bloomberg Shaun Roache, economista jefe de Asia-Pacífico de S&P Global Ratings. “Es un mercado loco… los inversores están redefiniendo la idea de la distribución del riesgo”.

Las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que hay al menos 95.270 casos de coronavirus en todo el mundo y al menos 3.280 muertes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA