El ‘lunes negro’ en el que más empleos se destruyeron en lo que va de 2019

Trabajador Empleo Trabajo Trabajao Público
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El 30 de septiembre fue un día aciago para el empleo en España. Un día para olvidar en materia laboral. Este pasado lunes tiene el dudoso honor de ser la jornada en la que más puestos de trabajo se destruyeron en lo que llevamos de año 2019, según los datos del Ministerio de Trabajo, la Seguridad Social.

La llegada del otoño ha traído consigo el peor dato en afiliación de estos nueve meses en relación a la diferencia entre altas y bajas. El último día de septiembre se saldó con 203.339 altas en la Seguridad Social frente a 431.595 bajas. Más de 228.000 personas de diferencia, todo un récord este año.

El mes tampoco empezó bien. El 2 y 3 de septiembre se destruyeron 55.940 y 23.866 puestos de trabajo. Sin embargo, el día 9 hubo un ‘respiro’. La “variación neta en el día” fue positiva (+83.129) con 285.680 altas frente a 202.551 bajas.

Si analizamos los resultados del resto de meses de 2019, julio cerró con el segundo ‘día negro’ en destrucción de empleo con 212.549 personas. Entre medias, agosto, que no fue tan malo. El tradicional mes de vacaciones arrancó como una auténtica montaña rusa. El día 1 la variación fue de 97.457 empleos mientras que el 2 se registraron 52.438 puestos destruidos. No obstante, la peor jornada ese mes en materia laboral fue el 30 de agosto (-64.779).

En junio, por su parte, se destruyeron 84.231 puestos de trabajo (el día 21) frente a los casi 140.000 de diferencia en positivo del 3 y 10 de ese mes. Peor dato hubo en mayo. El 31 se destruyeron 190.829 empleos. Antes, en abril, esta cifra fue de 141.757 personas; de 31.286 en marzo y de 104.213 en febrero.

Este 2019 ya arrancó con malos datos. El 2 de enero, en plena resaca por el nuevo año, se saldó con 481.733 altas y 606.473 bajas. La variación neta fue en negativo (-124.740). Esta situación empeoró el último día del mes, el 31, con 138.895 trabajos destruidos.