El lobby del turismo se enfrenta en directo a Sánchez por el SMI y la reforma laboral

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha pasado esta mañana por el Ifema antes de poner rumbo a Davos para asistir en el Foro Económico Mundial. Y lo ha hecho, para participar en la inauguración del X Foro Exceltur, donde ha escuchado en primera persona las críticas del lobby del turismo a los planes del Gobierno de coalición en torno al salario mínimo y a la reforma laboral.

El encargado de abroncar a Sánchez por su ‘hoja de ruta’ en materia económica ha sido el propio presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, que desde la tribuna ha advertido al jefe del Ejecutivo de las consecuencias “muy graves” que tendrá para el empleo turístico las medidas que quiere aprobar.

“Como empresarios responsables nos sentimos en la obligación de aprovechar este foro para trasladarle alguna reflexión sobre la política económica que el nuevo Gobierno plantea desarrollar”, ha afirmado el máximo responsable de Exceltur. “Me refiero, por ejemplo, a la anunciada reversión de la reforma laboral o a una nueva subida por decreto del SMI”, ha continuado Escarrer, que ha sostenido que “al anular los mínimos elementos de flexibilidad en un sector tan estacional e intensivo en personal de baja cualificación, podrían tener consecuencias muy graves para el empleo turístico”.

Según este empresario, “no se trata de que como patronos discrepemos del objetivo de lograr los mayores avances que sean posibles en materia social y laboral, creo que con las notables subidas de los salarios firmados en los convenios del sector estos años hemos demostrado todo lo contrario”. En su opinión, “se trata de que cualquier avance social sea factible y sostenible y que no incida negativamente en el empleo en un momento de desaceleración”.

Un claro mensaje de la asociación que integra a las “más relevantes” empresas de toda la cadena de valor turística y de los subsectores del transporte aéreo, ferroviario, marítimo y terrestre, alojamiento, agencias de viajes y tour operadores.

Ante estas quejas, el presidente del Gobierno ha manifestado que “vincular estabilidad y derechos laborales es justo, pero también es necesario para fortalecer uno de nuestros principales talones de Aquiles, que es la baja productividad de nuestra economía”. Asimismo, ha reiterado su apuesta por el diálogo con este sector “para ser más fuertes y estar más unidos”.

Previamente, en su discurso en este foro Sánchez ha recordado la “rápida respuesta” del Gobierno a las necesidades de los operadores afectados por la quiebra de Thomas Cook, así como las medidas adoptadas para “mejorar” el marco regulador relativo a las viviendas de uso turístico “que tanto afectan a los empresarios”.