El lobby de la sanidad privada se queja de que se incentiven planes de pensiones y no seguros médicos

Mariano Rajoy, Dolors Montserrat y Cristina Cifuentes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ‘hucha’ de las pensiones está bajo mínimos y el Gobierno para atajar el problema ha decidido tomar varias decisiones, entre las que se encuentra incentivar y animar a contratar planes de pensiones privados. Recientemente, para fomentar su contratación, bajará las comisiones y permitirá liquidar sin limitaciones las aportaciones realizadas a estos fondos. Viendo estos guiños, el lobby de la sanidad privada se pregunta “por qué si con las pensiones y no con el sistema sanitario”.

“Se estimula el contratar fondos privados de pensiones. La Administración lanza mensajes a su favor, ¿por qué sí con esto y no con el sistema sanitario?”, se ha preguntado Manuel Vilches, director general de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), en un encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum. Y el directivo encuentra una explicación: en España la sanidad privada “recibe todo tipo de adjetivos con propósitos no muy claros” y bajo un “discurso casi demagógico”.

Vilches, después de asegurar que la “sanidad pública es esencial”, ha abogado por avanzar en la colaboración público-privada. De hecho, el director general del lobby ha apuntado que ambos modelos “están condenados a entenderse”. Pero antes se ha de dar ese paso fundamental: desprenderse de los complejos y los prejuicios hacia el sector que defiende. “Hay una obsesión por enfrentar algo que no lo es”, ha recalcado en su intervención lamentando los “ataques furibundos” colocando “barreras a los profesionales” de los centros privados o las “dificultades a los alumnos de la privada para hacer prácticas”.

El lobby de la sanidad privada pide 1.500 millones de dinero público para solucionar las listas de espera

Leer más

Y es que el máximo responsable de la Fundación IDIS no termina de comprender esta hostilidad hacia el sector cuando representan a “ocho millones de asegurados, a más de dos millones de funcionarios y contribuyen al ahorro público” con estas mutualidades. Según sus cálculos, el Estado, gracias a estos ciudadanos con sanidad privada, se ha ahorrado entre 5.000 y 9.000 millones de euros. Es más, Vilches ha considerado que sin esta aportación privada, el sistema sanitario estaría en sus horas más bajas cuestionándose su sostenibilidad.

En este sentido, el director general de la organización nacida hace siete años ha apuntado los altos índices de satisfacción de los pacientes. “Les ofrecemos la misma cartera y calidad, pero con mejor accesibilidad”, ha apostillado. “El 92% de los usuarios recomendarían la sanidad privada. Por algo será”, ha completado tras rememorar que la prima media de un seguro está en torno a los 827 euros, mientras que el gasto per cápita en la sanidad pública se eleva a los 1.144 euros.

La sanidad privada presume de generar “ahorro” pero su plantilla en Madrid denuncia sueldos de 800 euros

Leer más

De esta manera, el lobby sanitario ha continuado con el mensaje de que se debe dejar a un lado la ideología para hablar de la sanidad española. “Hay una persecución a la privada casi absurda, que no responde a más que un tema ideológico. ¿Debe la ideología primar sobre la calidad?”, se ha preguntado Vilches. De ahí que el directivo de la Fundación IDIS ha trasladado esta cuestión a los votantes: “Los pacientes decidirán con sus votos”.

Momento en el que la reversión de la privatización de la sanidad privada valenciana ha aparecido sobre la mesa informativa. “No entendemos la reversión”, ha comenzado valorando Vilches. Más al ver, según sus datos, que la calidad en los hospitales bajo el modelo Alzira ha sido “igual o mejor” que en el sistema 100% público. Así, el lobby analiza que el movimiento del Gobierno de la Comunidad Valencia solo tiene tintes “ideológicos”.

Por todo ello, el director general de la Fundación IDIS ha insistido en la necesidad de que se abra la puerta a que la pública y la privada “puedan competir” en igualdad de condiciones para así mejorar las prestaciones a los pacientes. Y para ello, tal y como se informó, el lobby sanitario propuso un “plan de choque” para reducir las listas de espera en la sanidad pública. El trato era el siguiente: se les entregaba a las empresas 1.500 millones de euros públicos (“no son muchos, es asumible”) y ellos prometían dejar a cero estas listas antes de 2018.

“Que los 1.500 millones que pide la privada nos lo den a la pública, verás como sacamos la lista de espera”

Leer más

A pesar de que Vilches no ha dado resultados de la oferta que lanzaron a las Administraciones, el tono del dirigente dejaba entrever el poco éxito recibido. “Esperemos de que los dirigentes informen a los pacientes y den explicaciones de por qué no se soluciona cuando hay alternativa. La privada es un aliado estratégico”, ha concluido el director general de la Fundación IDIS.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA